Todo Coach tiene el reto de ganar juegos. Desafortunadamente, muchos factores están fuera del control de un Coach. Tales como las habilidades personales de cada jugador y las decisiones del árbitro. Hay incluso ocasiones en las cuales se puede tener el plan perfecto y aún así perder porque el otro equipo tiene más talento. Independientemente del resultado, un Coach debe tener la capacidad de crear una actitud ganadora en el equipo.

También te puede interesar: Cómo romper una racha perdedora.

Mantente positivo.

Siempre hay momentos positivos para reflezionar durante y después de un evento competitivo. Puede que alguien haya quedado en el reflector y hace una jugada grande, o tal vez otro atleta realizó un buen bloqueo. Pudo haber un buen pase para realizar una anotación o que un jugador reconoció el trabajo duro de sus compañeros.

Como entrenadores tienes que encontrar esos destello de luz y dejar que brillen en todo momento.

Predica perfección.

Uno de los mejores beneficios en el largo plazo que un atleta puede obtener son los buenos hábitos. Si tu como entrenador estas constantemente empujandolos a realizar correctamente sus responsabilidades le harás un bien. Esto puede ser complicado cuando la competencia no está equlibrada. En cualquier sentido, ya sea que tu vayas ganando por un margen amplio y estés perdiendo por una gran diferencia.

Enseñar a un atleta a concentrarse y todo el tiempo terminar las jugadas con máxima intensidad, aunque no cambie el resultado, formará una actitud postivia en tus jugadores.

Mantén una actitud deportiva.

Existen muchos factores dentro de un juego que pueden hacernos perder una actitud deportiva. Cosas como tener la oportunidad de humillar al rival, burlarte de otros jugadores o hacer buscar lastimar al los demás jugadores. Es trabajo de un Coach mantener la actitud de sus jugadores dentro de acciones que van ad hoc a la filosofía del deporte.

Una actitud positiva y deportiva fomentará una visión ganadora en las derrotas y en las victorias fáciles.

Sé justo.

Los Coaches en ocasiones muestran favoritismo en caunto a los mejores atletas del equipo. Estos jugadores, tienden a tener un mayor margen de error a comparación de los demas. Sin embargo también son más suceptibles a recibir la culpa de los resultados si no se obtiene un resultado positivo.

Es el deber de un entrenador ser justo y tratar a cada jugador de acuerdo a las reglas que se establecieron. Si un entrenador dice que un jugador tendrá acción por esforzarse, debe cumplir su palabra. Sin duda es importante que los Coaches hagan claras sus “politicas” y sean congruentes con ellas.

No es real que cada atleta sea tratado de la misma manera ya que son individuos únicos.

Involucra a todos.

Desarrollar una actitud se extienda a cada atleta, padre e individuo que esté en el equipo. Cuando todos están invulucrados se sentirán parte del proceso y apoyarán al equipo, jugadores y entrenadores.

Comentarios