Muchas veces despreciamos o desconocemos a la vitamina D sin tomar en cuenta que juega un papel importante en nuestra salud y rendimiento. Detectar si estás ingiriendo la cantidad adecuada puede ser suficiente para mejor en tus actividades diarias.

Nox Academy - Vitamina D 1

Generalmente sabes que se adquiere a través del sol pero no cuál es su función dentro del cuerpo. Más adelante mencionaremos algunas de sus aportaciones a nuestro organismo. Desafortunadamente mucho de nosotros no ingerimos la cantidad adecuada y esto nos produce algunas deficiencias.

Es por eso que a continuación presentamos los efectos que tiene en nuestro cuerpo:

 

Huesos más fuertes.

Cuando pensamos en tener hueso saludables pensamos en calcio y es que este mineral juega un parte muy importante en la densidad ósea.

Previos estudios demuestras que la vitamina D es un gran estimulador para poder depositar el calcio en los huesos, haciéndolos más sanos y fuertes. En el caso de no consumir la suficiente vitamina D, el calcio se quedara en el flujo sanguíneo y, al tener un ciclo constante de este proceso podemos aumentar el riesgo de una fractura.

Mejorar la función muscular.

Nox Academy - Planks

Una investigación hecha por el diario Iraní de Salud Pública reportó que el 70% de los hombres entre 20 y 29 años tienen alguna deficiencia in los niveles de vitamina D.

Al presentar esta deficiencia los atletas presentaron mayor debilidad muscular y atrofia del tipo 2.

 

RELACIONADO: El músculo más importante, tu corazón.

 

Reducir las enfermedades cardiovasculares.

A pesar de que, aún no existe evidencia suficiente para entender la correlación entre el sistema cardiovascular, pruebas reciente por medio de estudios mostró que la falta de vitamina D puede incrementar nuestra presión arterial, enfermedades al corazón y fallas cardiacas.

 

Reducir la probabilidad de obtener diabetes tipo 2.

Nox Academy - Vitamina D 2

La diabetes tipo dos puede traer malas consecuencias como: daños en el sistema nervioso, daño en los ojos e incluso ceguera.

Varios estudios han demostrado mejoras en la función de las células beta, la sensibilidad a la insulina y la inflamación en todo el cuerpo, con los niveles más altos de vitamina D. Un estudio reciente calculó el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, según el estado de vitamina D basal y encontró que los que tienen niveles más altos reducen el riesgo en 38% ha de desarrollar diabetes tipo 2 en comparación con aquellos con los niveles más bajos de vitamina D.

 

 

Reducir el riesgo de cáncer.

Investigaciones sugieren que,  los niveles suficientes de vitamina D en la edad adulta pueden reducir significativamente el riesgo de muchos tipos de cáncer, incluyendo el de colon, de mama, de ovario y de próstata.

La vitamina D es uno de los inhibidores más potentes de crecimiento de las células del cáncer. Reduce el riesgo de cáncer mediante el aumento de la absorción de calcio y la diferenciación celular, mientras que reduce la metástasis (la extensión del cáncer de un órgano a otro).

 

 

¿Cuáles son las mejores fuentes de Vitamina D?

  • El sol
  • La alimentación
  • Suplementación

Espero que después de leer este artículo haya cambiado un poco tu opinión acerca de la importancia de esta vitamina. Si tiene más dudas acércate con un especialista.

 

REFERENCIAS
  1. Laird, E., Ward, M., McSorley, E., Strain, J. J., & Wallace, J. (2010). Vitamin d and bone health; potential mechanisms. Nutrients, 2(7), 693-724.
  2. Naeem, Z. (2010). Vitamin d deficiency-an ignored epidemic. International Journal of Health Sciences, 4(1), V.
  3. Ooms, M. E., Roos, J. C., Bezemer, P. D., Van Der Vijgh, W. J., Bouter, L. M., & Lips, P. A. U. L. (1995). Prevention of bone loss by vitamin D supplementation in elderly women: a randomized double-blind trial. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 80(4), 1052-1058.
  4. Rahnavard, Z., Eybpoosh, S., Homami, M. R., Meybodi, H. A., Azemati, B., Heshmat, R., & Larijani, B. (2010). Vitamin D deficiency in healthy male population: Results of the Iranian multi-center osteoporosis study. Iranian Journal of Public Health, 39(3), 45.
  5. Giovannucci, E., Liu, Y., Hollis, B. W., & Rimm, E. B. (2008). 25-hydroxyvitamin D and risk of myocardial infarction in men: a prospective study. Archives of Internal Medicine, 168(11), 1174-1180.
  6. Dobnig, H., Pilz, S., Scharnagl, H., Renner, W., Seelhorst, U., Wellnitz, B., … & Maerz, W. (2008). Independent association of low serum 25-hydroxyvitamin D and 1, 25-dihydroxyvitamin D levels with all-cause and cardiovascular mortality. Archives of Internal Medicine, 168(12), 1340-1349.
  7. Forman, J. P., Giovannucci, E., Holmes, M. D., Bischoff-Ferrari, H. A., Tworoger, S. S., Willett, W. C., & Curhan, G. C. (2007). Plasma 25-hydroxyvitamin D levels and risk of incident hypertension. Hypertension, 49(5), 1063-1069.
  8. Song, Y., Wang, L., Pittas, A. G., Del Gobbo, L. C., Zhang, C., Manson, J. E., & Hu, F. B. (2013). Blood 25-Hydroxy Vitamin D Levels and Incident Type 2 Diabetes A meta-analysis of prospective studies. Diabetes Care, 36(5), 1422-1428.
  9. Grant, W. B., & Holick, M. F. (2005). Benefits and requirements of vitamin D for optimal health: a review.Alternative Medicine Review, 10(2), 94-111.
  10. Del Valle, H. B., Yaktine, A. L., Taylor, C. L., & Ross, A. C. (Eds.). (2011). Dietary reference intakes for calcium and vitamin D. National Academies Press.
  11. Close, G. L., Leckey, J., Patterson, M., Bradley, W., Owens, D. J., Fraser, W. D., & Morton, J. P. (2013). The effects of vitamin D3 supplementation on serum total 25 [OH] D concentration and physical performance: a randomised dose-response study. British Journal of Sports Medicine, bjsports-2012.
  12. Holick, M. F. (2004). Sunlight and vitamin D for bone health and prevention of autoimmune diseases, cancers, and cardiovascular disease. The American Journal of Clinical Nutrition, 80(6), 1678S-1688S.
  13. Armas, L. A., Dowell, S., Akhter, M., Duthuluru, S., Huerter, C., Hollis, B. W., … & Heaney, R. P. (2007). Ultraviolet-B radiation increases serum 25-hydroxyvitamin D levels: the effect of UVB dose and skin color. Journal of the American Academy of Dermatology, 57(4), 588-593.

Comentarios