Muchas personas piensan y hablan sobre el beneficio de entrenar todos o casi todos los días. Son pocos los que hacen lo mismo con su estiramiento. A menos de que estés en una clase ad hoc, la mayoría de las personas terminan su entrenamiento y se marchan sin estirar.

Además del estiramiento tradicional, el uso de rodillos de espuma puede ayudarnos a quitarle tensión a nuestro cuerpo y evitar muchas lesiones.

También te puede interesar: Ejercicios para mejorar la movilidad en cadera.

Generalmente, después de un entrenamiento, muchos atletas se sientes “tiesos” o con dolores musculares. Esta es una de las razones por las cuales no debemos entrenar más de 4 días por semana; hablando del gimnasio. A lo largo de los días de recuperación, podemos hacer un tiempo y dedicarlo para una sesión de estiramiento y rodillo de espuma.

“Es importante estirar los músculos isquiotibiales y los cuádriceps; pero la gente suele pasar por alto grupos musculares más pequeños que pueden causar dolor y molestias adicionales.”

Estirar los flexores de la cadera, las pantorrillas y todos los músculos del tren inferior harán que te sientas más fuerte y enérgico. En algunas ocasiones estos músculos son los que mantienen el dolor y evita que entrenamos bien.

¿Qué es y cómo nos ayuda un rodillo de espuma?

Si utilizamos un rodillo de espuma después del estiramiento, aceleramos el proceso de recuperación por medio del masaje sobre los músculos.

Los rodillos de espuma vienen en diversos niveles de dureza. Las primeras veces que lo ocupamos puede ser doloroso (o muy doloros). Así que comenzar con uno suave siempre es una opción inteligente. El rodillo se puede utilizar en la mayoría de los músculos pero generalmente se utiliza en las piernas.

Esta herramienta es excelente ya que nos ayuda aliviando el dolor y mejorar la movilidad. Otro uso útil puede ser el de masajear la espalda.

Te invito a que lo utilices en tus entrenamientos y te sentirás mucho mejor a la hora de entrenar.

Comentarios