Uno de los músculos más importantes para un atleta son las ingles ¿Alguna vez te has preguntado para qué sirven? Bueno, además de ayudarte a tener un buena forma de carrera, también te ayudan a estabilizar y desacelerar cuando cambias de dirección.

¿Por qué es importante tener ingles fuertes? La falta de fuerza se traduce en desgarres en isquitibiales (parte trasera de la pierna) y oblicuos. Una de las funciones de las ingles es asistir los movimientos que involucran estos músculos.

RELACIONADO: Cómo aplicar hielo en el tobillo después de una lesión.

Si quieres fortalecer el grupo aductor debes incluir ejercicio dinámicos y estáticos que estiren la cadera; así como realizar el movimiento inverso. En ocasiones es difícil incluir estos ejercicios. Fuera de las máquinas que conoces en el gimnasio que llegan a ser incomodas, es difícil entrenar este grupo en la parte funcional.

Es cierto que el entrenamiento que incluye pliometría y fuerza en el tronco inferior entrenar indirectamente este grupo muscular. A continuación te damos dos opciones para entrenar tus ingles.

Sentadilla con desplazamiento lateral.

Entrenar el abductor previne que tu rodilla se mueva hacia adentro. Si sólo entrenamos una parte “desequilibramos” nuestro cuerpo. No debemos perder el enfoque en el aductor.

Recuerda que los abductores y aductores asisten a los músculos principales en los movimientos que haces al desplazarte por el terreno de juego.

Cómo:

  1. Toma una mancuerna estilo “Goblet Squat”
  2. Coloca los pies con una posición abierta
  3. Con la pierna que no estás trabajando haz un pequeño slide alejando esa pierna
  4. Continua el movimiento hasta que tu cadera esté paralela al suelo
  5. Haz el movimiento inverso para regresar a la posición inicial

Este ejercicio también lo puedes hacer con una polea.

 

Planchas laterales con elevación.

Un excelente ejercicio para entrenar estabilidad y la parte del core, además de satisfacer la necesidad de fuerza que estamos buscando.

Cómo:

  1. Colócate en una posición de plancha lateral
  2. Espera hasta que tu cuerpo este lo suficientemente tenso
  3. Lenta la pierna de abajo hacia tu pecho y mantén la posición

Puedes ocupar un tapete si te incomoda la posición al igual que agregar más resistencia con unas poleas.

 

 

Comentarios