Cuando pensamos en llegar al siguiente nivel visualizamos muchas horas de entrenamiento y mucha intensidad. Sin embargo algo que pasamos por alto; tanto entrenadores, padres y atletas, es que el éxito está fuertemente ligado con la parte mental.

Un atleta puede pasar horas y horas aprendiendo nuevas técnicas que mejoren su juego pero no servirán de nada si no las puede aplicar en el momento de competir.

RELACIONADO: Cómo mejorar el rendimiento de tus atletas.

Iniciar nuevos hábitos en la parte deportiva puede ser complicado pero un atleta exitoso es aquel que pueda ajustarse y adherirse a ellos. Superar tus barreras mentales dependen completamente de tu confianza y tu madurez emocional.

Aquí algunos hábitos que debes desarrollar si quieres mejorar tu juego mental.

Compromiso diario.

Si quieres mejorar en cualquier deporte que practiques, debes enfocarte en las repeticiones. Con cada día de práctica serás capaz de dominar la parte técnica y táctica del deporte.

Valora el proceso.

Cuando los atletas se centran demasiado en los torneos o juegos no ponen atención al esfuerzo que hacen para llegar a ellos. El esfuerzo que haces todos los días es lo que realmente te hará crecer como persona.

Sacrifica.

Dedicar todo el tiempo a practicar, jugar y dejar actividades extra llega a ser cansado, sin embargo vale toda la pena. Para que este punto cobre sentido debemos tener un objetivo. Si no trabajamos hacia algo nunca llegaremos a una meta. Una vez que consigues ese objetivo recompensate.

Sueña en grande.

No limites tu potencial a algo pequeño. Debes darte cuenta de que eres capaz de lograr cualquier cosa. Pon altas tus metas y apóyate en los puntos anteriores.

Establece prioridades.

Cuando la vida académica, social y deportiva se juntan debes alinear que es lo más importante. Una vez más esto dependerá de tus objetivos personales. Decide que es significativo en ese momento y que puedes dejar para otro momento.

 

Comentarios