El ” codo de tenista ” es una lesión que, como su nombre lo dice, es padecida por muchos atletas que juegan tenis. Sin embargo no es una lesión que sólo le de a estos deportistas. Esta ocurre de la inflamación de los tendones que se encuentran alrededor del codo.  Es causada por realizar demasiados lanzamiento o “swings”.

Otra causa por la cual podemos tener ” codo de tenista ” es hacer una cantidad exagerada de ejercicios de brazo en el gimnasio. Tal es como:

  • Curl de Bicep
  • Extension de Tricep
  • Fondos
  • Lagartijas
  • Barras

RELACIONADO: Esguince de tobillo. Causas, síntomas y recuperación.

Cómo prevenir y sanar un ” codo de tenista “.

Fortalece los antebrazos.

Asegúrate de ganar fuerza en el periodo pre competitivo y mantenerla durante la fase de competencia. Incluir dos días de la semana ejercicios donde fortalezcas tus antebrazos serán suficientes para no lastimarte. Como consecuencia mejorarás en otros aspectos e incluso tendrás más ‘punch’ en otros ejercicios. Algunos ejercicios que puedes intentar son:

  • Apretar pelotas de tenis
  • Peso muerto
  • Remo
  • Rotadores de muñecas
  • Curls de muñecas

No te sobre entrenes.

Existe una delgada línea, que muchos jugadores no conocen, entre esfuerzo (hacer repeticiones extras) y sobre entrenarse. Siempre debes hacer las repeticiones que tu entrenador te pide pero si sientes molestias en los codos, debes asistir con un especialista.

Entrena de la mano de un experto.

Nadie está exento de lesiones pero se puede reducir la posibilidad si se tiene una buena planificación. No es que no puedas entrenar solo pero si incurres en una lesión puede ser peligroso y detendrás todo tu progreso.

Busca un diagnostico de un fisioterapueta, doctor o entrenador que conozca del tema y te pueda guiarte por un proceso de recuperación y entrenamiento sin que comprometa tus objetivos.

Técnicas de recuperación.

Aquí te muestro algunas de las técnicas más comunes utilizadas para tratar lesiones de hombro:

  • Masaje con hielo. Aplica un masaje suave con un cubo de hielo cerca de los codos combinándolo con compresas calientes.
  • Masaje. Aplica ligera presión alrededor del codo (no la articulación) con los pulgares.
  • Entrenamiento progresivo. Puedes comenzar simplemente apretando las manos para generar tensión, conforme vayas mejorando puedes hacer otros ejercicios con mancuernas.

Comentarios