Ser explosivo es fundamental para cualquier atleta. La habilidad de iniciar y detenerte a una velocidad alta es lo que te convierte en un atleta “explosivo”. ¿Cómo puedes ser más explosivo? Aquí abajo hay tres principios para lograrlo.

Pliometría.

La pliometrías es cualquier cosa que requiere de un salto o de un cambio de dirección. En realidad, esto pasa a lo largo de cualquier juego o competencia. Así es algo que debemos de entrenar. Nuestro cuerpo y el sistema nervioso central debe maximizar sus cualidades pliometricas para producir la mayor cantidad de fuerza posible.

RELACIONADO: Ejercicios para mejorar tu velocidad y explosividad.

Algunos ejemplos son los Box jumps, saltos de distancia, laterales y otros similares. La clave para entrenarlos es mantener el volumen bajo y la intensidad alta. En un entrenamiento los atletas no deben efectuar más de 32 saltos. Podemos hacer 5 series de 4 saltos para un total de 20 y con eso cumpliremos esta regla.

Entrenamiento de fuerza y potencia.

La fuerza es un pilar para el desarrollo atlético. También determina que tanta potencia puedes tener; la fuerza y la potencia están directamente correalacionadas. Cuando evalúas la fuerza debes estar pensando en el gimnasio. Lo importante es el peso corporal. ¿Qué tantas veces puedo cargarme? Esto puede ser cuantificado en Sentadillas, Peso Muerto, Bench Press, etc.

Para entrenar potencia usa levantamientos explosivos. Los más comunes son los levantamientos olímpicos. Si no sabes como hacerlos, existen alternativas.

Movilidad.

La movilidad, desafortunadamente, es la cualidad menos entrenada. Es vital que un atleta tenga el rango de movimiento completo. Si este componente está ausente, nunca podrás desarrollar toda la fuerza y potencia que puedas. Si se tiene un problema de flexibilidad o elasticidad aumentamos nuestras posibilidades de lesión.

Una buena opción para mejorar la movilidad son los rodillos de espuma al igual que los masajes. No olvides calentar de forma adecuada y enfriar después de entrenar.

Comentarios