No hay duda de que los entrenadores deben ser justos en la forma en que tratan a los niños. Pero ¿Cómo sería si realmente los entrenadores trataran de manera justa?

¿Qué es ser justo?

  • Se define como la libertad del prejuicio, la deshonestidad o la injusticia.
  • Significa que un entrenador siempre es honesto con sus jugadores y padres.
  • El entrenador no tiene prejuicios, mejor conocidos como etiquetar a alguien, contra los jugadores solo por algo que puede haber escuchado o por quiénes son los padres o hermanos del atleta.
  • Significa que cada niño tiene la oportunidad de demostrar su valía.
  • Las reglas del equipo se aplican a todos por igual.
  • Significa que los entrenadores y los jugadores deben tratarse unos a otros con respeto.

¿Qué no es ser justo?

  • Que todos los atletas tengan el mismo tiempo de juego.
  • Significa que cada atleta juegue el puesto que quiere.
  • Significa que todos los jugadores serán tratados de la misma manera.

También te puede interesar: El jugador invisible. El líder que probablemente no conozcas.

Estoy seguro que muchos padres, más de una vez, han sentido que sus hijos fueron tratados “injustamente”.

Situaciones como:

  • El entrenador enfocándose el los errores de un sólo jugador.
  • Malos tratos.

La realidad es que los entrenadores presionan más a algunos niños que sienten que tienen mayor potencial y pueden manejar situaciones difíciles con más facilidad.

Es importante entender que no todos los niños responden de la misma forma. Y es aquí donde el término “ser justo” debe adaptarse. Existen puntos como ser honesto con los jugadores y padres, no ser prejuicios, darle una oportunidad a todos pero no todos deben ser tratados de la misma manera (esto no aplica en el tema de ser respetuoso con los demás).

Como lo dije anteriormente, algunos atletas responderán mejora a la presión, otros no. Confía en los entrenadores. Al fin y al cabo, ellos conviven mucho tiempo con los jugadores y llegan a conocerlos mejor.

 

Comentarios