Tal vez esos dolores de espalda baja suena a algo que sólo le da a la gente grande. Esa misma que calienta 1 hora en los parques antes de ponerse a correr. La realidad es que un atleta tiene muchas posibilidades de lastimar su espalda; sobre todo si no tiene una buena preparación. Yo fui victima de una lesión en el nervio ciático.

También te puede interesar: Tips para tratar lesiones deportivas por tu cuenta.

Ya que una lesión en la espalda baja es algo complicado, aquí te dejo algunas cosas que propician que esto ocurra. Evítalas y así cuidarás tu salud.

Mala técnica para levantar peso.

Ya sea una barra en el gimnasio o la bolsa de comida de el super, levantar peso de manera incorrecta (con la espalda y no las piernas) es la rece secreta para una lesión. Arreglar esto hay un tip súper sencillo. Piensa en esta pregunta, Cómo es más fácil cargar peso ¿Cuándo esta cerca de ti o lejos?. Puede que esto no resuelva al 100% todo el aspecto técnico de como cargar peso pero definitivamente ayudará.

Sobre estiramiento.

El hecho de que tu cuerpo pueda alcanzar ciertos ángulos no significa que sean correctos. Tal vez el error más común y uno de los más grandes es que, al hacer peso muerto, una persona sobre arquee la espalda. Muchos no lo saben pero eso puede ocasionar un hernia.

No entrenar pierna en el gimnasio.

La espalda depende, en gran cantidad, de las fuerza que tengas en las piernas. Si un día decides levantar mucho peso (aunque no lo parezca) si no tienes fuerza en tus piernas terminarás rompiendo algo. Pensar que, sólo correr desarrollará nuestro tronco inferior es un error. Haz sentadillas en todas su variaciones y ejercicios complejos.

Incrementar demasiado el peso.

Esto es un error que se presenta más en los jóvenes. De un momento a otro ven que otra persona carga mucho peso y ellos quieren hacer lo mismo. Todo entrenamiento debe llevar una progresión. Si en quieres en algún momento mucho peso debes ser paciente.

Comentarios