Como entrenador de preparación física puedo decirte que el desarrollo infantil y ido mermando.

Por un lado, muchas escuelas están reduciendo la educación física a medida que los presupuestos disminuyen. También los padres creen que su hijo debe entrenar como un adulto; especialización deportiva a una edad temprana. Estos factores perjudican a los niños. Es hora de que prioricemos la construcción del atletismo general en los niños. Aquí hay algunas estrategias para desarrollar el atletismo de tus hijos.

Anímalos a jugar.

Cuando los niños salen de la escuela, no juegan tanto como antes. Los videojuegos, las redes sociales y las últimas aplicaciones para teléfonos inteligentes tienden a mantenerlos sedentarios. En consecuencia, las tasas de obesidad infantil se han aumentado. El tiempo de juego no solo les permite a los niños gastar energía, sino que les brinda la oportunidad de crear, resolver problemas y pensar por sí mismos.

También te puede interesar: ¡Papá! No importa.

Los padres deben encargarse de apagar los dispositivos de sus hijos y alentarlos a jugar afuera con más frecuencia.

Mantén la diversión del deporte.

No puedo enfatizar lo suficiente la importancia del “factor de diversión”. Los deportes les brindan a los niños la oportunidad de moverse en diferentes planos y direcciones. Todos estos factores son excelentes para construir mejores atletas. Aunque los niños ciertamente se benefician de la estructura de la actividad, también necesitan experimentar el aspecto de “jugar” deportes.

Evitemos la tentación de tratar a nuestro hijo de 10 años como si fuera un atleta profesional. Tal comportamiento puede conducir al desgaste físico y mental.

Permite que jueguen varios deportes.

Si bien es genial ver a los niños activos y activos, la presión para jugar un solo deporte a una edad temprana es desalentador. Esta presión a menudo es aplicada por los instituciones que buscan tener a los niños todo el año.

Tanto los padres como los niños pueden creer que la especialización temprana es el mejor camino. Mi consejo es simple, permite que tus hijos prueben lo que quieran. A medida que crecen, abandonarán las actividades que les apasionan menos y se quedarán con las que más disfrutan.

Permitirles fallar.

Los deportes ayudan a los niños a desarrollar confianza y carácter a medida que maduran. Aprenden a lidiar con el éxito y el fracaso. Los deportes son sobre los desafíos. A veces, esos desafíos los superarán. Así es la vida y el fracaso en los deportes les enseña a nuestros hijos muchas lecciones cruciales de la vida.

Lo mejor que puede hacer como padre es alentar a su hijo a perseverar a través de esos fracasos. Lo peor que puedes hacer es, convertir algo que debería ser divertido en una situación de vida o muerte.

El fracaso es una oportunidad para aprender y crecer.

Encuentra otras opciones para su desarrollo.

El entrenamiento de fuerza, cuando se realiza de manera inteligente y divertida; es lo mejor. Brinda a los niños la oportunidad de mejorar su atletismo y mejorar el aprendizaje motor. Los ejercicios y movimientos del peso corporal pueden ayudar a los atletas jóvenes a desarrollar buenos patrones motores.

Comentarios