En el artículo pasado desarrollamos la primera parte de como optimizar el desarrollo atlético en el largo plazo. Para esta segunda parte hablaremos sobre los dos puntos que se necesitan para lograr esto. Sin más que decir, pasemos a la acción.

Entrenar fortalezas y debilidades apropiadamente.

Todos los atletas tienen fortalezas y debilidades. Los atletas se mueven en un deporte de acuerdo a sus puntos fuertes, y a medida que avanzan en su carrera, este “cúmulo” de fortalezas se hace cada vez más fuerte. Un ejemplo muy simple, piense en una área de oportunidad cuando un atleta no es tan rápido como los demás. Probablemente es falta de flexibilidad o una mala técnica.

Algunos problema con las fortalezas y debilidades son:

  1. Entrenadores que intentan dar instrucciones a los atletas pero limitan sus fortalezas.
  2. Entrenamientos que no tienen un balance entre desarrollar fortalezas y debilidades. Existe tiempo para las dos cosas.

Desarrollo multi-lateral y alternativas de alto rendimiento.

Lo mas importante, que necesitan muchos atletas, no es un trabajo muy específico, sino uno más general. La mayoría de los atletas están demasiado especializados y carecen de una base atleta. Esto no sólo los mantendrá saludables y evitará el agotamiento; sino que una sobre especialización les causará una carencia en el aprendizaje de nuevos movimiento que les permite alcanzar su máximo potencial en el deporte.

Dependerá de cada autor, pero en general los aspectos fundamentales de un atleta son:

  • Movilidad
  • Equilibrio
  • Coordinación
  • Sentido Kinestésico
  • Ritmo
  • Relajación
  • Sincronización

Aunque tenemos una fascinación por ciertos aspectos del deporte, existen factores, desde una perspectiva de movimiento que son increíblemente importantes.

En mi opinión existen tres deportes que te darán la base para todos. Estos son atletismo, gimnasia y natación; además de juegos de pelota infantiles con enfoque ludico.

 

El atletismo enseña aceleración, velocidad máxima, salto y lanzamiento. No es ninguna sorpresa que los mejores atletas no lo hayan practicado alguna vez en su vida.

La gimnasia es un gran deporte. Ayuda y desarrolla el control del cuerpo. Cada vez más entrenadores utilizan ejercicios de gimnasia básicos en las fases de desarrollo. Esto para ayudar con esta debilidad común del control del cuerpo y la fuerza relativa en el entrenamiento. La forma más fácil de incorporarlo es durante un calentamiento.

En última instancia, el éxito de uno se construye con el trabajo de base que se le ha establecido. Como entrenadores, mientras más conscientes seamos de lo que hace exitoso a un atleta, podremos ayudar mejor.

Comentarios