Una de las cosas que irritan y ponen de mala a los Entrenadores/Coaches son las excusas. Algunas definiciones de excusa son: una explicación para obtener un perdón; Razón o argumento que se da para justificar una cosa, en especial una falla. Lo realmente triste en un atleta de élite o en cualquier persona, es que usan una excusa como una opción más.

Me toca trabajar con niños y jóvenes y con más frecuencia veo que las excusas son un estandarte de guerra. Aquí es donde, como entrenador comencé a fijarme en las causas de este tipo de comportamiento.La razones de las faltas, de darse por vencidos, incumplimiento de responsabilidades y otros. El primer pensamiento es: “están en una etapa difícil”, “son flojos” o “no les gusta ser presionado”.

RELACIONADO: Cómo desarrollar una mejor concentración mental.

Es verdad que los hábitos juegan un papel fundamental en el comportamiento de una persona. Si estás acostumbrado a no exigirte nada nunca buscarás salir de tu zona de confort. Si eres una persona que le gusta ganar, encontrarás una forma de hacerlo.

Un hallazgo importante.

Después de sentarme a tener una platica profunda con los atletas que hacen esto, me di cuenta que todas estás excusas vienen de un lugar; el auto estima. Aunque muchos jugadores transmiten seguridad, muchos tienen miedo de fracasar, de equivocarse. Es por esta misma razón que se escudan bajo argumentos ilógicos o lógicos.

Es natural tener miedo. Todo el mundo los tiene. Lo importante es que las cosas como el miedo o falta de confianza no nos arrastren hacia algo negativo; que últimamente es lo que no nos hace mejorar.

Debes comprender estos tres puntos:

  1. El miedo es una emoción natural y siempre puede estar cerca de nosotros.
  2. Acepta el miedo como un desafío para superarte.
  3. Aunque te de miedo, hazlo.

Cuando decidimos actuar en lugar de paralizarnos por el miedo, generamos tres cosas en nuestra persona:

  1. Carácter
  2. Confianza
  3. Valor

Estos tres aspectos nos permiten realmente ser plenos, como atletas y personas. Recuerda que por grande que sea tu error, no es fatal. Los atletas profesional cometen errores todo el tiempo y sólo se enfocan a lo que sigue. Mi consejo es: utiliza la memoria del corto plazo. Si haces algo mal, olvídalo pronto. Lo importante es lo que viene después.

 

Comentarios