Todos los atletas hemos sentido ese dolor después de hacer ejercicio. Ya sea cuando regresamos de un periodo vacacional o con un cambio de rutina. Esto se debe a varios factores como lo son: perdida de hierro, deficiencia de vitamina D, el ácido láctico y pequeñas rupturas en los músculos.

También te puede interesar: Movimientos para aumentar tu energía y movilidad.

Pérdida de hierro.

Cuando hacemos ejercicio, sudamos. En este sudor se pierden varios minerales que contiene la sangre. Uno de estos es el hierro, su pérdida está relacionada con los dolores musculares.

Para recuperarlo es necesario tomar bebidas rehidratantes. Las cuales contienen sales necesarias para recuperar lo que se ha perdido durante la actividad. Por esto mismo es necesario mantenerse hidratado y comer bien después del ejercicio.

Deficiencia de vitamina D.

Un déficit en esta vitamina causa que las células de nuestros músculos no puedan trabajar al 100%. De ahí puede crearse una hipersensibilidad y dolor en el cuerpo. A su vez, los huesos la necesitan para absorber el calcio y tener así una mejor resistencia.

Ácido láctico.

El ácido láctico se forma cuando el organismo descompone carbohidratos para utilizarlos como energía y de esta manera lidiar con la fatiga. Puede inhibir la liberación de calcio y su posterior reabsorción por el retículo sarcoplasmático para generar la contracción muscular. Resultando en una disminución de la capacidad contráctil muscular y la alteración del pH sanguíneo.

Rupturas musculares.

En un estudio realizado por Steven Strovits en la universidad de Minnesota, la causa número uno del dolor muscular se origina por las contracciones musculares excéntricas; las cuales se producen cuando el músculo se contrae. Por lo regular se presenta en músculos que no tienen un entrenamiento previo. Al ocurrir estas contracciones el musculo sufre de pequeños desgarres (o rupturas), las cuales con una dieta adecuada se recuperan con proteína, lo cual hace que el musculo crezca.

Tips para disminuir el dolor.

En realidad no hay un método que este 100% comprobado que elimina el dolor. Sin embargo se puede reducir con las siguientes actividades:

  • Hidratarse continuamente para recuperar el hierro perdido y hacer que el ácido láctico en la sangre fluya.
  • Estirar. Hacer estiramientos después del entrenamiento funciona para hacer circular el ácido láctico, destensa el musculo para relajarlo y además rompe fibras para aumentar musculo.
  • Baños de agua fría y caliente. Estos baños ayudan a relajar los músculos y hacen que la sangre fluya mejor.
  • Nutrición. Comer un alimento con carbohidratos y proteínas, previo a la actividad física y uno alto en proteínas posterior a esta.

Bibliografia

Salud 180 (S/A), Por esto sientes dolor después de un día de ejercicio. Consultado el 6/03/2018. Disponible en: http://www.salud180.com/nutricion-y-ejercicio/por-esto-sientes-dolor-despues-de-un-dia-de-ejercicio

Onmeda R (2016) Dolor muscular (mialgia): Causas. Onmeda.es. consultado el 6/03/2018. Disponible en: https://mejorconsalud.com/razones-dolor-muscular-combatirlo/

Colomer J (S/A). HSNblog. ¿Qué es el Ácido Láctico y cuáles son sus efectos?. Consultado el 6/03/2018. Disponible en: https://www.hsnstore.com/blog/que-es-el-acido-lactico-cuales-son-sus-efectos/

Comentarios