Aunque suene tonto pero primero es lo primero; El Calentamiento. A veces pasamos mucho tiempo pensando en rutinas o ejercicios para nuestros atlas y nos olvidamos del calentamiento. Es primordial para el buen desempeño de una disciplina deportiva.

¿Cómo caliente tu equipo? ¿Hay laguna dinámica? O simplemente ¿Se presentan al campo y trabajando directamente? ¿Tiene un propósito detrás? ¿Están listos sus atletas para enfrentarse a todos los movimientos que ocurrirán durante un juego?

También te puede interesar: Ejercicios diarios para ser un mejor atleta.

Crear atletas que se puedan adaptar a casi cualquier movimiento es una gran clave para construir un equipo exitoso. Podemos comenzar a desarrollar habilidades simplemente integrando una rutina efectiva de calentamiento.

Enciende el Sistema Nervioso Central.

No importa el deporte, los atletas necesitan preparar el motor para rendir al máximo. Para lograr esto, el sistema nervioso central (SNC) debe estar despierto y activo. Aunque encender el sistema nervioso central puede parecer lo suficientemente simple, apostaría a que te faltan dos factores de gran ayuda en este proceso.

Esos dos factores son el trabajo de potencia y velocidad. Solo buscaremos una dosis efectiva mínima que active adecuadamente el sistema nervioso central.

También ayuda a mantener la velocidad durante toda la temporada. Con una programación más inteligente y la inclusión de varios movimientos clave en el calentamiento, podemos mantener a nuestros atletas sanos.

¿Cómo se logramos integrar este trabajo en el equipo?

Lo primero que debes recordar es mantenerlo simple. No necesitamos complicar demasiado este proceso. Sin embargo, un calentamiento debe consistir en algo más que una vuelta al campo, algunos toques o círculos de los brazos. Necesita ser más atlético que eso.

El calentamiento debe aumentar la temperatura corporal del atleta con movimiento generales antes de pasar a ejercicios dinámicos de movilidad. Entonces, debes encender el SNC con potencia y trabajo de velocidad. Correr, shuffles, correr hacia atrás y saltar son excelentes movimientos generales que aumentarán la temperatura corporal. Ese aumento  hará que los ejercicios dinámicos de movilidad sean más efectivos.

Después de pasar por la parte de movilidad dinámica de su calentamiento, cambie al trabajo de potencia. Esto incluye lanzamientos de pelota medicinal y variaciones de saltos. Por supuesto, realizar lanzamientos de pelota medicinal depende de la disponibilidad de ese equipo. Si no hay pelotas medicinales accesibles, los saltos serán suficientes.

¿Qué tipo de movimientos puedes realizar?

Puedes utilizar movimientos de cambio de dirección para mejorar la capacidad atlética general. Esto le permite a los atletas trabajar esta habilidad.

Cuando se trata de trabajar en un cambio de dirección, no deberíamos exagerar con demasiadas repeticiones. Puede ser desgastante sobre todo si viene una práctica fuera a continuación.

Agregar demasiados cambios de dirección puede fatigar el SNC y de hecho aumentar las probabilidades de que el atleta sufra una lesión. Ssolo estamos tratando de mantener su atletismo y despertar al SNC con este calentamiento.

De 3-5 minutos al final de su calentamiento es ideal ya que no agota a los atletas. Elige 1 o 2 de los ejercicios para un calentamiento eficiente:

  • Backpedal a Sprint.
  • Sprint a Backpedal.
  • Sprint a deslizar.
  • Shuffle a Sprint.
  • Deslizar.

Donde un buen calentamiento puede ir mal

Simplemente incluir algo de potencia general y velocidad en el calentamiento del equipo puede darle una ventaja sobre la competencia. Sin embargo, debes asegurarte de no exagerar. Por ejemplo, no incluyas un nuevo movimiento en el calentamiento en el día del juego.

Comentarios