Como entrenador, uno de los objetivos principales en la preparación es el equilibrio. Crear programas o rutinas equilibradas asegura que ninguna parte del cuerpo se quede atrás.

Casi todas las actividades a las que estamos expuestos crean un desequilibrio hacia la parte delantera del cuerpo. Estar en el escritorio, mandar WA o ver la televisión. Estas actividades tensan y sobre-activan los músculos en la parte frontal del cuerpo y alargan y sub-activan los músculos en la parte posterior del cuerpo. Esto no solo causa incomodidad y mala postura, sino que también pueden provocar lesiones y obstaculizar el rendimiento deportivo.

También te puede interesar: El descanso planeado es la mejor inversión en el deporte.

¿Cuál es la solución? Realiza más movimiento de “jalar”. Si haces lagartijas, complementa con barras. Puede parecer exagerado, pero es necesario.

Antes de preocuparte por agregar más días de entrenamiento checa estas recomendaciones.

Agrega un ejercicio de espalda en el calentamiento.

La mejora de la fuerza y ​​estabilidad de la espalda ayudará en el rendimiento en sentadillas y peso muerto. El ejercicio más sencillo son los remos o las barras.

Alterna los movimientos.

Por cada ejercicio de pecho, agrega uno de espalda. Estos no necesitan ser pesados. Cualquier variación de un rema funciona excelente. Hacer super series asegura que tengas un equilibrio saludable en cada movimiento.

No olvides la fuerza máxima.

Recuerda, el volumen total no sólo influye en el desempeño, también la carga sub máxima o máxima. Al estar realizando tu rutina de fuerza puedes combinar una carga pesada en los movimientos de jalar y uno de muchas repeticiones para empujar; también puedes alternarlo para progresar de manera igualitaria.

Estira a lo largo del día.

Una de las mejores maneras de mantener el equilibrio en el cuerpo es estirar un poco durante todo el día. La ventaja de esto es que no necesitas ningún tipo de equipo para hacerlo. Puedes ser mientras espera una cita o estás manejando en el tráfico de la ciudad; incluso dentro de la oficina o escuela cuando tengas 5 minutos.

Para hombros más sanos, una mejor postura y cargar más peso, jala el mismo número de veces que empujas.

Comentarios