En esta ocasión, traemos para ti dos blogs enfocados al uso del hielo en la parte deportiva. Tuvimos la oportunidad de sentarnos con Santiago González; de Alpha IX: Performance Training. El nos explicó un poco sobre técnicas que se utilizan desde la perspectiva de la recuperación y porqué el hielo no es la mejor.

A continuación un poco más de información que él nos compartió. En esta primera etapa de artículos hablaremos sobre la crioterapia. Más adelante hablaremos de otros métodos que también usa en hielo.

La crioterapia.

Ha existido por mucho tiempo. Incluso es un método muy famoso; a los atletas y a las celebridades encanta. Algunos ejemplos son:

  • Floyd Mayweather
  • Kobe Bryant
  • Cristiano Ronaldo
  • Justin Gatlin
  • Jennifer Aniston

Mucha ocupa las tinas con hielo pero no indagan un poco más en el mismo método. Esto se puede deber a sentimos que nos funciona. El tema con esto es que esta sensación puede ser algo temporal; un placebo. Aquí es donde la investigación juega un papel importante. Ya que nos permite examinar los mecanismos fisiológicos a corto plazo y a largo plazo.

Entrando en contexto.

El uso de baños de hielo o de inmersión en agua fría, ha sido objeto de un creciente estudio por parte de la comunidad científica y de preparadores y entrenadores. Generalmente caemos en los extremos, tales como “el hielo no funciona para nada” o “solo aplica hielo y con eso se quita”.

También te puede interesar: Ejercicios para fortalecer la rodilla y evitar lesiones.

Con la información que tenemos (o la que no tenemos), comencemos a hacer preguntas. Puedes encontrar información más detallada aquí.

¿Cuándo es apropiado usar crioterpia?

Sólo hablaremos de la eficacia de la crioterapia como una estrategia de recuperación posterior al ejercicio.

¿Existe un fundamento fisiológico para la crioterapia?

La crioterapia produce varios cambios fisiológicos que durante mucho tiempo se han propuesto para ejercer un efecto terapéutico después del ejercicio. Aunque el cambio fisiológico más citado es una respuesta inflamatoria atenuada. Existe una variedad de otros efectos a través de los cuales el enfriamiento del cuerpo después del ejercicio puede acelerar el proceso de recuperación.

La crioterapia puede:

  • Mejora la oxigenación en el tejido  y la eliminar los desechos metabólicos al revertir el edema muscular inducido por el ejercicio.
  • Reduce el daño muscular al reducir el metabolismo local.
  • Induce analgesia disminuyendo la velocidad de conducción nerviosa.

Medidas perceptivas de recuperación.

La inmersión en agua fría reduce las percepciones de fatiga  y aumenta las percepciones de recuperación. Sin embargo, no parece tener mucho efecto en las clasificaciones del esfuerzo percibido durante los entrenamientos posteriores (20-23). ​

Dolor muscular de aparición tardía.

Aunque es bastante aceptado que el enfriamiento de un tejido lesionado puede reducir o aliviar el dolor temporalmente. No está claro si el enfriamiento posterior al ejercicio tiene algún efecto sobre el DOMS; cuando estás adolorido después de un entrenamiento intenso.

Existe evidencia de que es mejor usar una tiña de hielo que la recuperación pasiva, particularmente después de un ejercicio que involucra un alto grado de estrés metabólico; por ejemplo triatlones.  Sin embargo, este efecto no es claro cuando se compara con fomentos calientes o de contrastes. Lo que siguiere que podría ser un placebo.

Rango de movimiento

Hay datos contradictorios sobre el efecto del enfriamiento en el rango de movimiento (ROM). El enfriamiento no parece mejorar el ROM pero puede aumentar los efectos del estiramiento. Esto al aumentar la tolerancia al estiramiento. Esta mayor tolerancia al estiramiento no parece traducirse en mejoras a largo plazo.

Por otro lado, el calor combinado con el estiramiento puede tener efectos más duraderos que el estiramiento solo. Si tu objetivo es restaurar el ROM después del ejercicio, usa calor.

Comentarios