Hay una cualidad que instantáneamente impacta a los entrenadores, incluso a los reclutadores de las universidad. Es algo que poco tiene que ver con la velocidad, tamaño, fuerza, resistencia o agilidad.

¿De qué te estoy hablando? Del lenguaje corporal. Hablo, en específico, cuando te encoges de hombros o si chocas las manos con un compañero después de una buena jugada. Un buen reclutador/entrenador puede conocer mucho de ti sin siquiera haber hablado contigo. Así que cuando transmites confianza pueden saber si harás un impacto positivo en cualquier equipo.

RELACIONADO: Cualidades del deporte que hacen mejores profesionistas.

La parte del lenguaje corporal es tan importante como cualquier otro aspecto en el momento de conocer a un jugador. Mike Brey, entrenador del equipo de Basquetbol de la Universidad de Notre Dame, explicó en una entrevista que una mala actitud puede ser cancerígena dentro de un equipo ¿Qué hace Mike para corregir esto? Pone a sus jugadores a ver el video de cómo se comunican los jugadores dentro de la duela.

No te preocupes si no estabas consciente de todo esto, muchos atletas no lo saben. Sin embargo, te recomiendo que tomes nota a lo que viene a continuación. Acá hay algunos momentos típicos de cualquier juego donde los entrenadores toman nota del lenguaje corporal y que significa.

Lenguaje corporal cuando te reúnes con el equipo.

Durante este pequeño espacio de tiempo ¿Qué haces?

¿Escuchas atentamente a tus compañeros o entrenador?

o

¿Estás distraído con otra cosa?

Pongamos un ejemplo. Los jugadores toman su distancia del grupo o no prestan atención a lo que le indican a otros jugadores, por lo general, se consideran como atletas que no funcionan bien trabajando en grupo o piensan primero en lo individual.

Lenguaje corporal cuando estás fuera del campo.

Cuando un entrenador saca a un jugador del juego se puede responder una pregunta muy importante ¿Cómo reacciona ante las decisiones del entrenador? Hay jugadores que, parece que necesitan una nana (sé que hablamos, en su mayoría de adolescentes) sin embargo hacer un berrinche nos habla de una persona que no puede manejar bien a crítica. Habrá otros casos donde los jugadores acaten la decisión y sean pacientes por su siguiente oportunidad.

Es simple, cuando “pasas al siguiente nivel” en un deporte los entrenadores se vuelven más exigentes. Ellos no se fijarán tomarán las decisiones que sean mejores para el equipo, esto puede incluir no dejarte adentro. Debes aprender como lidiar con esto, utilizarlo como motivación y esperar tu oportunidad para aportarle algo al equipo.

Lenguaje corporal después de una jugada difícil.

Los errores pasan y pasarán. Si cometes uno aquí es donde un reclutador/entrenador medirá tu dureza mental. Si te la pasas aventando cosas o culpando a los demás, demostrarás que tienes un problema con lidiar con aceptar tus errores.

Otra cosa que se puede notar después de una mala jugada, es, que tan rápido te puedes recuperar de una situación adversa.

Lenguaje corporal después de una jugada dónde no participaste.

Si el juego sigue su curso y el reclutador/entrendaro sigue viéndote es porque está buscando un componente difícil de enseñar; la motivación. La forma en como reaccionas ante una buena o mala jugada de tu equipo también habla de lo que harás por el equipo. Si le anotan a tu equipo ¿Qué crees que sea mejor?

¿Apoyar a tus compañeros?

o

¿Empezar a buscar culpables?

Como te darás cuenta la evaluación de un jugador es algo completo. Va desde las habilidades físicas hasta cosas que no se pueden evaluar con números ¿Quieres impresionar a un reclutador? Presta atención a la señales que mandas con tu cuerpo.

Comentarios