Una pregunta que me han hecho de forma regular esta fuertemente ligada con el entrenamiento de peso corporal. El claro ejemplo de esto son los famosos “tubos”. La duda generalmente está relacionada a si este entrenamiento es bueno para desarrollar atletas más fuertes, rápidos y que estén listos para competir.

Quiero aclarar que este tipo de entrenamiento tiene excelentes ejercicios. Muchos entrenadores utilizan estos ejercicios como la principal herramienta para el desarrollo de sus atletas. Sin embargo se necesitan de otros factores para que un atleta llegue a su máximo potencial.

¿Por qué el entrenamiento de peso corporal es bueno?

Existen muchos beneficios al incorporar ejercicios con nuestro propio peso en un programa de entrenamiento. Este requiere de altos niveles de fuerza y estabilidad en el Core (abdomen y espalda baja); no provoca tanto estrés en las articulaciones y permite rangos completos y naturales de movimiento.

La mayoría de los movimientos se traducen en algo funcional. Un beneficio adicional es que no requiere de mucha inversión para realizarlos.

También te puede interesar: Tips para mantener tus hombros sanos.

Los gimnastas, por ejemplo, utilizan una gran cantidad de estos ejercicios es su plan de entrenamiento y están entre los más fuertes y musculosos dentro del espectro deportivo.

El punto importante no es si el entrenamiento de peso corporal te hará mas fuerte; sino si es suficiente para optimizar el rendimiento deportivo.

¿Por qué el entrenamiento de peso corporal no es suficiente?

Recordemos que la sobrecarga progresiva es fundamental para el desarrollo. Los músculos, articulaciones, tendones, ligamentos y huesos responden al estrés que se genera del entrenamiento con pesas. Si sólo cargamos el mismo peso una y otra vez nos estancaremos. Si siempre haces 5 series de 10 reps de sentadillas con 60 kgs sólo mejorarás en el corto plazo.

No podemos esperar tener resultados positivos y progresivos si siempre entrenamos de la misma forma. El principio de variación es fundamental para cualquier programa de preparación.

Una vez más, es difícil darle variación a nuestro propio peso de una semana a otra. Podemos cambiar el volumen del entrenamiento haciendo más repeticiones o series pero eso no tendrá tan buen efecto si no modificamos la intensidad del ejercicio.

Otro problemática a la cual nos podemos enfrentar es el tema del peso. Este tipo de entrenamiento se limita mucho a las personas delgadas. Esto no significa que las personas que pesan más no puedan hacerlo, simplemente es más complicado.

Concluyendo.

Pensemos en las diferentes habilidades como la velocidad. Si queremos ser más rápidos debemos cargar hasta 8 veces nuestro peso corporal y esto se logra más fácil con un entrenamiento que añade pesas. No significa que no debamos incluir ejercicios con nuestro propio peso ya que nos dará estabilidad y nos dejará desarrollar nuestro Core.

Comentarios