Cuando se trata de entrenamiento podemos dividir en dos categorías: ejercicios unilaterales o bilaterales.

Los ejercicios unilaterales se realizan con un brazo o una pierna a la vez. Si bien el entrenamiento unilateral no es un concepto nuevo, su popularidad en el campo de la preparación física se ha disparado en los últimos años. El método de entrenamiento unilateral tiene muchos aspectos positivos.

También te puede interesar: Porque es bueno regular tus entrenamientos de fuerza.

Veamos más de cerca a este tipo de entrenamiento para descubrir cómo debe ir dentro de una rutina.

Entrenamiento unilateral.

Ventaja 1: los deportes se juegan en una sola pierna.

En general, cualquier deporte que implique correr requerirá que la mayoría de las acciones se realicen en una sola pierna. Ya sea que estés corriendo, lanzando, cortando o saltando, es raro que tus dos pies estén en el suelo simultáneamente. Si intentamos que nuestro entrenamiento sea específico para el deporte, entonces tiene sentido entrenar solo una pierna a la vez. Esto refleja con mayor precisión lo que se enfrentará el atleta en el campo.

Ventaja 2: equilibrio y estabilidad.

Durante los movimientos unilaterales de la parte inferior del cuerpo, el individuo debe hacer fuerza para mantenerse de pie. Esto requiere una mayor propiocepción y estabilidad del core. Lo mismo ocurre con la parte superior del cuerpo. Un estudio de 2012 de la Revista Europea de Fisiología Aplicada encontró que los ejercicios unilaterales activan más eficazmente la musculatura del core.

Ventaja 3: cada lado debe hacer una cantidad igual de trabajo.

Los atletas suelen tener desequilibrios musculares. Esto se debe a la naturaleza de los deportes. Cada atleta tiene un brazo dominante o una pierna dominante. Un atleta completo no tiene una una diferencia tan grande pero casi siempre hay un déficit.

Si estás haciendo una sentadilla profunda, es natural que tu pierna más fuerte contribuya significativamente al ejercicio más que la otra. En el entrenamiento unilateral evitas este problema al obligarte a entrenar a ambos lados de forma aislada. Esto finalmente ayuda a disminuir los desequilibrios musculares en todo el cuerpo.

Ventaja 4: reducir la limitantes en el core y fuerza de agarre.

Los ejercicios unilaterales generalmente solo están limitados por la extremidad que hace el trabajo. Por ejemplo, en un Pistol Squat, las piernas se fatigarán antes que la espalda baja. Pero en un Back Squat, la parte más débil podría ser la zona lumbar. Los ejercicios unilaterales desarrollan fuerza en cada extremidad.

Ventaja 5: los atletas altos tienden a hacerlos mejor.

Esto se debe a que no se requiere tanta movilidad de la columna y tobillos durante las versiones de una sola pierna. Lo que las hace más amigables para los atletas más altos.

Un concepto erróneo.

Algunas personas argumentan que se produce más fuerza en los ejercicios unilaterales en comparación con los ejercicios bilaterales. Esto se conoce como el déficit bilateral. Un estudio de 2006 publicado en The Journal of Applied Physiology encontró que la diferencia en la producción de fuerza se debe a la curva fuerza-velocidad. Cuanto mayor es la producción de fuerza, menor es la velocidad.

Comentarios