Para muchos atletas, el entrenamiento de equilibrio se refiere a pelotas BOSU, pelotas de pilates y una variedad de ejercicio extraños realizados en plataformas inestables.

Sin embargo, la transferibilidad de este tipo de entrenamiento al deporte es cuestionable. Dado que la mayoría de los deportes (basquetbol, fútbol, ​​atletismo, etc) se juegan en una superficie estable; ¿Tiene sentido entrenar el equilibrio en una superficie inestable? ¿Deberías realizar movimientos de estabilidad que no se hacen en el deporte?

También te puede interesar: Porque ser flexibles con tu plan de entrenamiento.

Echemos un vistazo a dos estudios que pueden resolver estas preguntas con respecto a los atletas y el entrenamiento de estabilidad.

Primer Estudio; el entrenamiento de equilibrio es específico.

Un estudio publicado en ‘Human Movement Science‘ investigó; cómo dos tipos diferentes de atletas jóvenes sanas se desempeñaban en tres pruebas de equilibrio diferentes.

Las tres pruebas fueron:

  • Aterrizaje sobre una pierna.
  • Perturbaciones en una plataforma inestable.
  • Simulación de caídas.

Las atletas intentaron recuperar el equilibrio lo más rápido posible. Mientras que los investigadores calcularon el tiempo que le tomó a cada participante realizar la tarea y que tan bien lo hizo.

Se encontró que no hay asociaciones significativas entre las pruebas de estabilidad dinámica. Llegaron a la conclusión de que el equilibrio es específico de la tarea. Lo que significa que el equilibrio no se correlaciona con el equilibrio en una tarea diferente. Se debe practicar el equilibrio en la tarea específica en la que desea mejorar.

“Nuestro estudio, por lo tanto, contradice la visión tradicional de considerar el equilibrio como una capacidad general, y refuerza que las medidas de equilibrio dinámico no son intercambiables”

Concluyeron los autores.

Segundo Estudio; el entrenamiento en superficies estables es el indicado para el rendimiento.

En 2007; ‘Journal of Strength and Conditioning Researchinvestigó los efectos del entrenamiento de superficies inestables en el rendimiento deportivo. El propósito del estudio fue ver cómo 10 semanas de entrenamiento tenían un rendimiento en atletas de élite.

19 jugadores de fútbol americano D1 participaron en el estudio. El grupo experimental (G1) complementó su programa de acondicionamiento normal con superficie inestable. Mientras que el grupo de control (G2) realizó los mismos ejercicios en superficies estables.

Aquí estaban los resultados al final del estudio:

  • Salto de altura con contramovimiento: + 2.4% en G2 versus 0% en G1.
  • Salto de altura con rebote: + 3.2% en G2 versus + 0.8% en G1.
  • Agilidad (segs): -4.4% en G2 versus -2.9% en G1.
  • 40 yd Sprint: -3.9% en G2 versus -1.8% en G1.
  • 10 yd Sprint: -7.6% en G2 versus -4% en G1.

Los resultados fueron significativamente más impresionantes para el grupo de entrenamiento de superficie estable; en comparación con el entrenamiento de superficie estable.

Comentarios