Una de las instrucciones más viejas y que aún se siguen usando en la actualidad para indicarle como correr más rápido es; “corre bajito”. La realidad desconozco de donde salió, ocasiona que los atletas (sobre todo jóvenes) terminen corriendo con una postura horrible.

A pesar de que en concepto, es correcta. Ya que se refiera a mantener un ángulo reducido del cuerpo (45° por o general con respecto al piso) para acelerar, debes hacerlo con cierta mecánica en el cuerpo.

RELACIONADO: 6 ejercicios de pliometría que te harán mas rápido.

Por lo general cuando vez atletas después de recibir esta indicación aprietan el estomago contra sus piernas lo que hace que se muevan más lento. Imagínate a una persona reclinándose porque le duele el estomago y empieza a correr, así se ven estos atletas y claramente no es la mejor posición. Cómo resultado vemos que tienen deficiencias en la zancada y terminan frenando cuando se supone deberían acelerar.

La parte técnica de correr.

Es importante recalcar que durante las fases que se divide un Sprint o arrancón; tiene una etapa de aceleración y otra de velocidad máxima. En esta última es correcto si el atleta está casi de pie. Si no me crees te invito a que veas a un corredor de 100 metros. La fase de aceleración es cuando debemos “mantenernos bajitos”.

Para la parte de velocidad máxima debemos ir aumentando el ángulo de nuestro cuerpo en cada paso después de la fase de aceleración. Si un entrenador no ve esto, debe corregir. Lo mismo debe pasar en ejercicios de cambios de dirección, sino nos veremos como la posición que imaginamos antes.

En cuanto a la parte de aceleración lo ideal es tener este ángulo de 45° y para lograr esto debemos realizar una ‘Triple extensión’ en las piernas. ¿Qué es esto? Cuándo extiendes completamente tu cadera, rodilla y tobillo. Esta fase cambia de deporte a deporte. Para un corredor de 100 metros planes será aproximadamente de 30 metros; para un jugador de fútbol americano será cerca de 9 metros.

Si queremos lograr esta triple extensión y el ángulo necesario, es fundamental una base de fuerza en piernas y core, control corporal y técnica. La realidad es que se requiere de mucho trabajo para lograr esto y esta es una de las razones por las cuales la velocidad es una de las habilidades más difíciles de desarrollar; no bastará con una sesión de esto cada 3 semanas.

Recuerda, el objetivo de la aceleración es llegar a la máxima velocidad con la mayor rapidez y suavidad posible.

Si tienes más dudas te invito a ver este video y analizar como se ve una atleta acelerando.

Comentarios