Una de las peores lesiones que un atleta puede llegar a tener es un desgarre. En mi experiencia personal no es sólo algo doloroso sino también molesto. A pesar de que quieras seguir dando todo siempre te verás limitado con este tipo de lesión. Además, la mayoría de las veces se combina con nuestra falta de información, mala terapia de recuperación y que los entrenadores no te creen.

Algo que normalmente pasa cuando un atleta se lastima es investigar un poco más sobre la lesión que sufre. Lo que a mi me hizo investigar un poco más fue que mi rango de movimiento se reducio drasticamente. Otra causa puede ser que pierdas una gran cantidad de fuerza.

RELACIONADO: Evita lesiones calentando adecuadamente antes del ejercicio.

Para este Blog nos enfocaremos en los desgarres de isquiotibiales.

¿Qué es un desgarre en los isquiotibiales?

Antes de pasar a la parte de prevención entendamos que es el isquiotibial. Para ponerlo en términos sencillos, toca la parte trasera de cualquier pierna, debajo de tu glúteo.

El isquiotibial se compone de tres músculos:

  1. Bíceps femoral
  2. Semitendinoso
  3. Semimembranoso

Una de sus funciones principales es “doblar” la pierna, otra igual de importante para los atletas es la habilidad de desacelerar. Cuando estás corriendo o acelerando, los isquiotibiales deben ser sometidos a un estrés muy grande. Sobre todo antes de que tus pies golpeen el suelo en cada paso. A mayor velocidad, mayor es el esfuerzo que deben hacer tus piernas para reducir tu velocidad.

Cuando tu cuerpo no está preparado para aguantar esta carga ocurre un tirón o desgarre en tus piernas. La gravedad de esta lesión dependerá de que tantas fibras musculares se rompen. A mayor gravedad mayor será el tiempo de recuperación.

Ejercicios de prevención.

Glute Ham Raise.

Uno de los mejores ejercicios para fortalecer espalda baja y piernas.

 

Single Leg RDL.

TRX Hamstring Curl.

Siempre es bueno cambiar y ocupar otros aditamentos en el gimnasio.

Ahora que que tienes esta información no olvides incluirla dentro de tu rutina.

Comentarios