El Front Squat es un ejercicio increíble para la fuerza total del cuerpo. Pero muchos atletas luchan con la clásica posición de colocar la barra al frente debido a limitaciones de movilidad.

Al ejecutar un Front Squat normal, la posición de la barra pone tus muñecas en un rango profundo de extensión. Esa es un área común de movilidad limitada para la mayoría de las personas. Las sentadillas frontales tradicionales también colocan una gran cantidad de torque en los codos y requieren una excelente movilidad del hombro.

También te puede interesar: El equilibrio en el entrenamiento de atletas.

Tenemos que ser realistas y los atletas que intentan hacer sentadillas frontales con estas restricciones de movilidad terminan con hombros, codos y muñecas adoloridas. A su vez, este problema nos lastimará y bajará el rendimiento.

Debes trabajar en la movilidad de tus articulaciones. Aún así puedes intentar esta variación con straps para mantener las manos en una posición neutral y mas cómoda. La ventaja es que con esto eliminarás tensión en los y codos y la muñecas. Son olvidar que los hombros también se quedarán en una posición neutral sin producir dolor.

Cómo realizar el Front Squat sin dolor.

  1. Sujeta los straps a la barra con peso cerca de la altura de tus hombros y apriételos.
  2. Sujeta las correas con tus manos.
  3. Coloca tus codos en frente de tus hombros para alcanzar la posición apropiada para el ejercicio.
  4. Prepárate respirando de manera adecuada y saca la barra del rack; mantén la postura en todo momento.
  5. Completa la cantidad de repeticiones y sets programados para ese día.

Usar este método es una gran manera de hacer Front Squat en un programa sin dolor. Además, esto permitirá que el cuerpo se posicione mejor durante la sentadilla. Lo que disminuirá la probabilidad de patrones de compensación, reducirá el riesgo de lesiones y resultará en un rendimiento óptimo.

Comentarios