En el blog pasado, hablamos sobre la construcción correcta de una dieta para un atleta. En esta ocasión nos enfocaremos en algunos puntos extra que también influye en la dieta y en la recuperación. Para este artículo hablaremos de la forma en cómo cuidar los detalles para ser un atleta.

Los carbohidratos son buenos.

Las modas y la falta de información han hecho mucho daño al momento de armar una dieta. Los carbohidratos son la principal fuente de energía del cuerpo y son esenciales para que funcione. Contienen fibra, vitaminas, minerales e incluso antioxidantes que nos ayudarán a prevenir enfermedades; sobre todo en enfermedades del corazón.

Para los atletas son más importantes ya que es la fuente de energía que nos mueve la mayor parte del tiempo. Dicho esto, también debemos comentar que algunos carbohidratos nos ayudan más o menos dependiendo cuando los consumamos.

Las mejores fuentes de carbohidratos son: granos enteros, verduras, frutas y frijoles. Estos promueven una buena salud al suministrar vitaminas, minerales, fibra y una gran cantidad de nutrientes importantes.

 

Las grasas con proteína.

Si se hace una alección correcta de alimentos, tendremos los mismos efectos sobre la salud en el momento de ingerir proteínas animales y vegetales.

¿Dónde esta la diferencia? Dejame te explico con un ejemplo. Un rib eye de 170 gramos de carne nos aporta 38 gramos proteína aprox. Sin embargo también nos da 44 gramos de grasa de los cuales 16 son saturados. Si tomamos la misma cantidad en salmón, obtenemos 34 grs de proteína, 18 de grasa de los cuales sólo 4 son saturados.

Si preparas una taza de frijoles, tendrás 18 gramos de proteína (cerca de la mitad) y menos de un gramo de grasa. Las mejores opciones de alimentos de origen animal serán el pescado y las aves. Si disfrutas la carne roja sólo asegurate de controlar las porciones.

Grasas.

Las grasas “malas” son las saturadas y grasas trans. Las grasas “buenas” son monoinsaturadas y poliinsaturadas. La clave es sustituir las grasas buenas por las malas y evitar por completo las trans.

  • Usa acieítes como oliva, sobre todo en tus ensaladas.
  • Busca alimentos que no tengan grasas trans.
  • Ingiere una buena cantidad de Omega-3.
  • No te excedas en los productos lacteos.

Hidratate bien.

Si estas deshidratado la síntesis de proteían no ocurre de manera correcta, lo que significa que tus resultados se verán mermados. Debes buscar consumir entre 2-2.5 L; un poco más cuando estás en temporada. A pesar de que todo lo que te tomes te hidrata, debes buscas opciones de buena caldiad.

Administra tus horas de sueño.

Dormir es imprescindible para construir un mejor cuerpo y para el proceso de recuperación. A pesar de que es complicado dormir más de 8 horas en un estilo de vida como el que llevamos, siempre podemos acudir a otras soluciones; como las siestas. Recuerda que el cuerpo liberará hormona del crecimiento humano mientras estás soñando.

Comentarios