El entrenamiento de fuerza es importante para los atletas en todos los deportes. Pero para los jugadores de americano, es un requisito previo para una competencia segura. La forma tan física del deporte obliga a sus atletas a estar fuertes y condicionados para competir de forma segura. Si uno de los jugadores está poco preparado, su seguridad y la posibilidad de tener éxito corre peligro.

También te puede interesar: Dominar patrones de movimiento funcional más importantes.

Si actualmente no estás entrenando con un programa de entrenamiento de fuerza periodizado, diseñado para las demandas específicas del americano, es posible que tus jugadores no puedan dar el extra. Es importante mencionar que tampoco es bueno copiar lo que hace alguien más. No porque un jugador de la NFL haga un programa, significa que será lo mejor para un joven de 15 años.

Masa muscular + Durabilidad.

Mayor durabilidad

obtenida de voltathletics

El entrenamiento de hipertrofia específica ayuda a garantizar que los atletas estén preparados para resistir el contacto inevitable en el campo. El aumento de la masa muscular a través del entrenamiento y nutrición permite a los atletas competir de forma segura; esto mejora su durabilidad.

Un atleta que ha desarrollado control neuromuscular y fuerza a través del rango completo de movimiento en una sentadilla, por ejemplo, es probable que ejerza más fuerza en el suelo mientras corre. También mantiene un menor riesgo de lesión del LCA que un atleta que nunca entrenó con fuerza.

Explosividad.

explosividad

obtenida de voltathletics

Los buenos jugadores corren más rápido y hacen bloqueos más explosivos. La capacidad de un atleta para ser explosivo está directamente relacionada con la capacidad para expresar altos niveles de fuerza. En otras palabras, los atletas con mayores niveles de fuerza tienen el potencial para producir más explosividad.

La fuerza es un requisito previo para el potencia. Desarrollar los atributos de entrenamiento adecuados en el orden correcto permitirá a los atletas maximizar su capacidad de producir fuerza rápidamente y trasladar esa explosividad al campo. Un buen programa pasará de los movimientos generales a habilidades más deportivas o de posición según se aproxime la temporada.

Prevención de lesiones.

Investigaciones han demostrado que los atletas que entrenan en un programa de entrenamiento periodizado ​reducen el riesgo de lesionarse. Este es el beneficio más importante del entrenamiento de fuerza para los atletas de americano. Además de arraigar buenos patrones de movimiento, mejora la capacidad de recuperación. También fortalecer los músculos, los huesos y los tejidos conectivos (como tendones y ligamentos). Los atletas que fortalecen los músculos necesarios para aterrizar con seguridad después de saltar para una atrapada, por ejemplo, y practican buenas mecánicas de aterrizaje en el gimnasios son menos propensos a torcerse un tobillo durante un juego.

Comentarios