El rendimiento comienza con la alimentación, no con el entrenamiento. Actualmente buscamos rendir mejor y nos dimos a la tarea de traer ciertos datos. Esto fue lo que encontramos. Según la Academy of Nutrition and Dietetics (AND) en su 35ª reunión anual de este año en Keystone CO, debes saber lo siguiente.

Datos que la ciencia apoya.

  • Hacer ejercicio en ayunas lleva una degradación muscular. Piénsalo dos veces antes de no comer nada antes del ejercicio.
  • La dieta cetogenica no mejora el rendimiento.
  • El ayuno intermitente se puede agregar a una lista de modas sin éxito. Cuando comienzas un cierto plan nutricional es con la intención de formarte hábitos. Si esto es algo temporal el cuerpo te pasará la factura.
  • El omega-3 que se encuentran en el pescado azul están relacionadas con la salud del cerebro.

Según el Maestro Michael Lewis; los atletas y otras personas con alto riesgo de sufrir una conmoción deberían considerar tomar 3,000 mg de este ácido graso como estrategia de protección.

Sobre los antioxidantes.

Según el Doctor en fisiología del ejercicio Scott Powers de la Universidad de Florida en Gainesville.

“El cuerpo tiene un equilibrio natural de oxidantes y antioxidantes. Un desequilibrio puede provocar fatiga muscular y daño molecular. Los suplementos antioxidantes pueden regular negativamente la producción natural del cuerpo de antioxidantes, y eso puede atenuar la respuesta del entrenamiento.”

Los atletas pueden ingerir antioxidantes que mejorarán el rendimiento a través de todo tipo de frutas y vegetales:

  • Arándanos.
  • Fresas.
  • Uvas.
  • Brócoli.
  • Espinaca.
  • Zanahorias.

El Colegio Estadounidense de Medicina del Deporte y Dietistas de Canadá, han creado pautas y guías sobre nutrición para atletas. Pero, estos dependen de tus objetivos y la actividad que estás realizando.

Alimento durante el ejercicio.

Cuando se trata de combustible durante ejercicio prolongado, las recomendaciones son similares para atletas y personas que no tienen tanta preparación.

Para el ejercicio que dura de 60 a 90 minutos, es deseable mantener una gran cantidad de energía; consumiendo de 30 a 60 gramos de carbohidratos (120 a 240 calorías) por hora de ejercicio.

A medida que envejecemos, perdemos fuerza muscular. Esa pérdida está asociada con la fragilidad. Debido a que la dieta diaria de aproximadamente el 25% al ​​40% de las personas mayores carece de proteínas adecuadas, la pérdida de masa muscular se ve exacerbada.

También te puede interesar:

La investigación sugiere que las personas mayores, incluidos los atletas, deberían aumentar su ingesta de proteínas de 1.4 a 1.6 g / kg por día, y hasta 40 gramos después del ejercicio intenso.

Algunas recomendaciones: Datos sobre los suplementos deportivos.

  • Comer alimentos de mercados locales.
  • Elegir más alimentos vegetales.
  • Comer menos comida enlatada.
  • Tomar mucha agua.

Referencias:

  1. www.sportsscienceinsights.com

Comentarios