La leche de almendra está aumentando su popularidad.

Ahora es una de las alternativas favoritas de los jóvenes a comparación de la leche tradicional; incluso dejando de lado la leche de soja y leche de coco. Según Nielsen, la venta de este producto ha aumentado cerca de 250% del 2011 al 2016; esto en Estados Unidos.

A medida que las dietas vegetarianas y veganas son más comunes en nuestra sociedad, muchas personas han abandonado opciones tradicionales.

También te puede interesar: Evita subir de peso cuando estás fuera de temporada.

La leche de almendra se ve y tiene un sabor similar al de la leche de vaca. Las almendras se asocian, desde hace tiempo, con una gran cantidad de beneficios para la salud. Pero ¿Realmente es tan saludable como se dice?

Investigando más a fondo.

Existe una gran variedad de marcas de este tipo leche. Un diferenciador importante son las calorías que aportan. Una taza de leche entera contiene 148 calorías aproximadamente y una de leche descremada contiene 83 calorías. Para los atletas que buscan bajar de peso usar leche de almendra sin azúcar por las mañanas se reduce de manera importante el consumo calórico.

Ingerir las cantidades correctas de calcio, vitamina D y E se convierte en una ventaja. El calcio es crucial para desarrollar huesos fuertes, mantener un corazón saludable, los nervios y la función muscular. La vitamina D juega un papel importante en la salud ósea y también tiene un gran impacto en el rendimiento atlético. La vitamina E ayuda a la salud arterial y a la producción de glóbulos rojos.

Sin embargo la leche carece (a comparación de la leche de vaca) de un componente importante; la proteína. No es que no la tenga pero no esta formada de los mismo aminoácidos. La proteína de alta calidad proporciona los aminoácidos que reparan y reconstruyen músculos. Lo que permite recuperarse del ejercicio y fortalecerse con el tiempo.

La mayoría de las leches de almendra contienen sólo 1 gramo de proteína por porción; tanto la leche entera como la descremada contiene 8 gramos porción.

Esto puede sonar extraño ya que las almendras son conocidas por aportar una gran cantidad de proteína. Bueno, la verdad es que la “leche” es agua filtrada. Haciendo cálculos una porción de leche de almendras contiene menos de cuatro. Otro punto importante es el azúcar. Ya que naturalmente este leche no contiene azúcar, el sabor dulce se lo dará un endulzante artificial.

La leche de almendras posee una clara ventaja sobre la leche de vaca. Para las muchas personas el tema de la digestión es importante. Cuestiones como la intolerancia a la lactosa, alergia a la leche o sensibilidad a la caseína A1 son todas razones por las cuales una persona por las cuales hay problemas de digestión. Para esas personas, productos como la leche de almendras pueden ser una gran opción.

Entonces, ¿la leche de almendras es saludable? Es difícil dar una respuesta definitiva. Si está buscando reducir las calorías y no estás preocupado por el contenido de proteínas, la leche de almendras sin endulzar es una gran opción. También es rica en calcio, vitamina D y vitamina E. ¿Es mejor para usted que la leche de vaca? Eso es discutible, pero realmente depende del individuo. Si necesitas un mayor consumo protéico debes pensarlo dos veces.

Comentarios