El entrenador de natación Bob Bowman ha trabajado con atletas olímpicos, para-olímpicos y posiblemente con el mejor de todos los tiempos; Michael Phelps. Actualmente trabaja para el equipo de natación y buceo de la Universidad Estatal de Arizona. Además de sus logros sorprendentes en el medallero, publicó un libro llamado Las reglas de oro.

También te puede interesar: Desarrollar fortaleza mental en los entrenamientos.

En este habla sobre el tiempo que lleva trabajando con sus nadadores y describe un sistema de trabajo que el denominó ‘The Method. Este involucra 10 sencillas reglas (cada una con múltiples sub-reglar) que sirven para alcanzar el éxito. Se pueden considerar como los 10 pasos para la excelencia de clase mundial para la vida y el entrenamiento.

Un poco más al fondo.

Dentro de la explicación de este método, Bowman, cuenta numerosas historias de su experiencia como entrenador y cómo trabajó con atletas olímpicos. A lo largo del mismo se presenta el entrenamiento específico que sea realizó para Michael Phelps.

Sin emabrgo, este blog tienen como objetivo mostrar cuales son las reglas de oro. De formas que se puedan ocupar en la parte personal o como filosofía de equipo.

Las reglas de oro pueden ser una base sólida para atletas novatos o experimentado, jóvenes o mayores pero dará un propósito a cada uno.

Siempre es bueno tener algunos recordatorios o pasos útiles para ser exitosos dentro y fuera del campo o cancha.

Estas son sólo algunas de las “reglas” útiles que se describen y amplían en el libro que pueden ser útiles para todos los atletas:

  • Usa ayudas visuales todos los días para los objetivos diarios que deseas y necesita alcanzar.
  • Ten bien visualizado tu sueño. Un atleta necesita poner su esfuerzo todos los días.
  • No puedes entrenar a un nivel B y esperar resultados A el día del juego.
  • Reflexiona y evalúa tu desempeño a la hora de entrenar. Escribe cómo crees que puedes mejorar y aplica esas ideas en los próximos días.
  • Eventualmente vas a topar con alguna pared u obstáculo. Rodeate de personas que te motiven a seguir. Aunque nos cueste aceptarlo pero no podemos lograr todo, a veces necesitamos ayuda.
  • La mejor forma de ayudar a otros, es darles algo en que creer.
  • Hazte de hábitos. Algunos días te costará ir a entrenar pero tienes que trabajar en tus hábitos para no faltar y entrenar con calidad.

Comentarios