Las bandas de resistencia normalmente se utilizan, dentro de programas de preparación física para: desarrollar fuerza, resistencia e incluso trabajar movilidad y rehabilitación. ¿Cómo? Bueno, se colocan alrededor de las piernas en ejercicios como Squats, Deadlifts y otros ejercicios de desplazamiento para la activación de los glúteos.

 Cómo mencioné anteriormente nos pueden ayudar a tratar lesiones y también a evitarlas; sobre todo en las rodillas. Veamos cómo y por qué se utilizan.

RELACIONADO: Qué es y cómo prevenir el ” codo de tenista “.

Tirón medio de bandas de resistencia.

En este ejercicio colocaremos un extremo de la banda de resistencia bien fijado a un poste o alguna estructura fuerte, puede ser, incluso un compañero.  El otro extremo se coloca en la pierna, arriba de la rodilla.  Debido a que existe una fuerza que jala nuestra pierna hacia el extremo opuesto, nuestro cuerpo debe activar los glúteos para evitar que el cuerpo no se mueva hacia adentro.

Algunos ejercicios que se puedes realizar utilizando esta técnica son: desplantes (adelante o atrás), peso muerto rumano a una pierna o desplantes búlgaros.

Aquí puedes ver un ejemplo:

Puedes ocupar pesar rusas o mancuernas normales. Este peso adicional nos ayudará ya que ejercerá un efecto de contra peso y trabajaremos nuestra estabilidad. Estos ejercicios se pueden ocupar dentro de la recuperación (Lesiones de ligamento cruzado anterior) para fortalecer.

Hipermovilidad.

Las personas hipermóviles llegan a experimentar hiperextensión en las articulaciones de la rodilla y del codo. Esto puede conducir involuntariamente a la hiperextensión en muchos ejercicios en el punto final. Añadir una banda de resistencia en diferentes ejercicios ayuda a proporcionar una señal externa que ayuda a la gente a evitar la hiperextensión.

Es importante que la implementación de las bandas de resistencia sea supervisadas por un entrenador que tenga el conocimiento necesario. De la misma manera, cuando se está rehabilitando una lesión.

Comentarios