Pongamos algo en claro, la proteína es un nutriente esencial. También es vital para la salud y se utiliza para construir músculos, piel, cabello y uñas. Sin embargo, muchas personas ponen en riesgo su salud al comer un exceso de este macro nutriente. La dieta mexicana normal contiene mucha proteína y no tiene sentido agregar más. A diferencia de la grasas, no hay lugar en el cuerpo para almacenar proteínas, por lo que el exceso se elimina o se ve como tejido adiposo (grasa) en lugar de músculo.

También te puede interesar: Cómo el tiempo de las comida afecta en el rendimiento.

Ahora, lo que debes hacer es consumir la cantidad suficiente de proteína para que tus músculos estén sanos, trabajen y crezcan. Pero, ¿cuánto es suficiente? Uno sólo usa proteínas para aproximadamente el 15% de su consumo de energía, la mayoría de la energía proviene de grasas e hidratos de carbono (carbohidratos).

Hacer ejercicio no significa necesariamente que requieras más proteínas, sino más carbohidratos para evitar que tu cuerpo descomponga las proteínas y las utilice como energía.

Yendo más a fondo.

Intenta que por lo menos el 70% de la proteína que consumes venga de productos de origen animal; estos son carne, pescado, huevo o pollo. La razón de esto es por el perfil de amino-ácidos que se tienen en estos alimentos es completo. Esto no significa que debes descartar semillas o proteína vegetal para estar saludable.

Así que tu cuerpo le sacará lo mejor al tipo de proteína que consumas. Si está es demasiado, aumentarás el número de calorías. Si estás buscando mantener un peso o bajar, esto afectará negativamente. Terminarás con mayores niveles de grasa corporal. Con algunas de las dietas que se han puesto de moda, no se consumen los suficientes carbohidratos. Haciendo que no se tenga la energía suficiente ni se pueda construir el músculo.

Si lo que buscas es tener mayor cantidad de músculos, puede que ingerir más proteína no sea la respuesta. Sino cambiar el entrenamiento que estás desarrollando. No te dejes llevar por las redes sociales. Muchas veces te venden suplementos alimenticios sin si quiera conocer tus requerimientos nutricionales.

El consumo excesivo de proteínas no solo es malo para el hígado y los riñones, sino que también promueve las deficiencias de vitaminas y minerales. También está relacionado con la osteoporosis y algunas formas de cáncer.

La recomendación es siempre asiste con un nutriologo.

Comentarios