Una de las peores cosas que te puede pasar como atleta es lastimarte. Como entrenador, que uno de tus jugadores se lastime, también lo es.

La mayoría de las lesiones se pueden evitar pero muchas veces no se logra por desconocer la forma en como funciona nuestro cuerpo. Aquí algunas recomendaciones para evitar este tipo de incidentes.

Realiza un buen calentamiento dinámico.

Un buen calentamiento contiene muchos elementos. La mayoría de los cuales son buenos siempre y cuando se apliquen principios básicos. Ejercicios como correr hacia atrás o Carioca son ideales para aumentar el flujo de sangre hacia las piernas por eso se debe realizar al principio del entrenamiento.

RELACIONADO: Cómo mejorar el rendimiento de tus atletas.

Las progresiones de cada ejercicio debe de ir de lo particular a lo general, de lo básico a cosas complejas, de bajas intensidades a altas. Hacerlo de esta manera asegura que la activación neuromuscular y flujo sanguíneo estén cerca del optimo; haciendo que los atletas tengan un buen rendimiento.

Hacer ejercicio con músculos, ligamentos y tendones fríos simplemente aumenta nuestro riesgo de tener una lesión.

Realiza trabajo de movilidad.

Casi cualquier persona puede hacer un desplante o una sentadilla; pero no todos lo hacen con la misma calidad en el movimiento.

Si un atleta “mete” las rodillas puedes observar falta de fuerza en sus piernas. Si al hacer una sentadilla la pelvis se curvea antes de tener las piernas paralelas al piso está poniendo en riesgo su columna vertebral.

Conocer las limitantes de movilidad de tus atletas es crítico. Una buena opción siempre es trabajar con rodillos de espuma y hacer buenos calentamientos.

No sobre estreses el sistema nervioso central.

Levantar pesas, hacer arrancones y plometria, realizar acondicionamiento es genial. Lo que es aún más genial es saber cómo implementar todos ellos dentro del programa sin que se pase el límite de las personas.

El sistema nervioso central (SNC) sólo puede recibir cierta estimulación antes de que colapse. Realizar entrenamientos de alta intensidad y muchas repeticiones (volumen alto) es una mala idea. Debemos saber sobre tiempo de descansos y periodización del entrenamiento.

Sigue los principios del acondicionamiento.

Cuando estamos en una fase de preparación física no sólo debemos tener en mente mejorar habilidades, también tenemos que pensar sobre corregir desequilibrios y deficiencias.

Un aspecto que generalmente es pasado por alto es la fuerza que tienen los atletas en el tejido conjuntivo. Claro que tener un cuerpo con aspecto atlético con músculos es increíble pero en un esguince no es el músculo en sí lo que se lastima, es la unión entre hueso y otros músculos.

Conoce cómo se genera la energía en el cuerpo.

Cualquier persona sin ningún tipo de preparación puede hacer que un atleta llegue al extremo de caer desmayado del esfuerzo. Esto no significa que el trabajo vaya a funcionar para algo. Desafortunadamente cuando me ha tocado preguntarlo a algunos entrenadores para que realizan algunos ejercicios contestan “Es para que se ponga fuerte”; a pesar de que el trabajo pueda ser excesivo o sin ningún fundamento teórico.

RELACIONADO: 3 reglas para entrenar niños y jóvenes en el deporte.

Entender que sistema energético domina el deporte así como el tipo de fuerza, resistencia y movilidad es la clave. Si eres un entrenador de Voleibol no le pedirás a tus jugadores que corran 30 minutos todos los días; es algo que sencillamente no pasará en un partido.

Si tienes dudas sobre este tema siempre es bueno acercarte con un experto en el tema.

Dale prioridad a la recuperación.

Siempre queremos que nuestros atletas estén dando el 100% en cada repetición. A pesar de un entrenamiento con mucha intensidad y poco descanso seguro dará una fortaleza mental en el corto plazo, terminará rompiendo a la persona en el mediano o largo plazo.

Garantizar la capacidad de realizar consistentemente, a un alto nivel cada repetición, significa que el atleta tiene una recuperación adecuada.

Si quieres que los atletas se fuercen mientras mejoran su condición intenta con intervalos; un ejercicio donde utilizan su máxima intensidad por 5o segundos y descansen 90 segundos. Dependiendo del nivel del atleta puedes variar estos parámetros.

Comentarios