Si existen tantos estudios con datos reales en cómo mejorar el aspecto deportivo y personal ¿Por qué no se ha aplicado ese conocimiento por parte de entrenadores, clubes y escuelas?

El deporte juvenil e infantil ha cambiado bastante en los últimos años. Mi papá tiene un sin fin de historias de todos los deportes que practicó en su juventud; incluso a mi me tocó jugar más de un deporte. Ahora los jóvenes juegan 2 o más temporadas del mismo deporte al año. También las temporadas han aumentado en cuanto al número de competencias y viajes que se hacen.

RELACIONADO: Por qué los niños abandonan el deporte.

Algo que no se ha modificado son los mitos que giran alrededor del deporte. Estos mitos son dichos por entrenadores u otros padres que lejos de ayudar a los niños o jóvenes, los perjudican. Algunos de estos han hecho que el índice de lesiones y sobre entrenamiento suba a un 70% en personas menores de 14 años.

De alguna forma estos mitos les “roban” su niñez. Profesionalizan a los niños; quitan el disfrutar y jugar libremente.

“El gran enemigo de la verdad, muy a menudo no es la mentira deliberada. Es el mito persistente, persuasivo e irreal.”

dijo John F. Kennedy.

Aquí los 3 mitos que son persistentes, persuasivos y problemáticos que destruyen el desarrollo de los niños.

El mito de las 10,000 horas.

Tu hijo se debe especializar lo antes posible si quiere llegar al máximo nivel.

He escuchado mil veces a entrenadores diciendo que debes entrenar lo más que puedas para ser el mejor. Esto es parcialmente cierto pero hacerlo sobre un mismo deporte sólo le “quitará” habilidades al niño. A pesar de que existen datos duros sobre no especializar muchos entrenadores permanecen escépticos.

El problema con este mito es que ignora muchos componentes del desarrollo atlético más allá de la practica per se. Es decir, la genética, la progresión, multilateralidad, el disfrutar y la motivación intrínseca.  

Fuera de la gimnasia, patinaje artístico o clavados, no existe un estudio definitivo que relacione positivamente la especialización a temprana edad con el éxito a largo plazo. Muchos atletas profesionales practicaron una amplia gama de deportes. Esto no significa que no hayan hecho el deporte en el cual compiten actualmente.

Existen numerosos estudios sobre la co-realacion entre la especialización y el indice de lesiones. Expertos del deporte como Tony Strudwick (encargado del desarrollo atlético del Manchester United FC) y Urban Meyer ( entrenador en Jefe de Los Buckeyes de Ohio State) han hablado de la importancia del desarrollo multilateral (diferentes deportes) para aumentar: atleticidad, reducir lesiones e incrementar rendimiento.

El mito de los campeones nacionales.

Tenemos que ganar lo antes posible, lo más que podamos y seleccionar sólo a los niños que nos ayudarán a ganar.

A los niños y jóvenes les gusta ganar. Entienden que deben intentar anotar y no dejar que el adversario anote. Ellos entienden que deben dar su mejor esfuerzo.

Lo que no entienden es ganar a toda costa y por encima de las reglas no es bueno. Lo que no entienden es porque ganar es más importante que el hecho de ganar.

RELACIONADO: Desarrolla guerreros, el camino hacia el éxito.

Seguro estás pensando que es una mentalidad donde no quieres ganar. He entrenado a muchas personas y lo que descubrí, es que, ganar es una consecuencia de hacer las cosas correctas. Este mito no produce atletas competitivos; odio los trofeos de participación pero tener esta idea sólo convierte a los niños en personas temerosas por cometer errores. Les aterra la idea de equivocarse, incluso llegan a llorar por cometer un error. Por el contrario produce gente que no se atreve a intentar las cosas y renuncia al deporte.

Te podría apostar que hay niños en muchos equipos que no tienen la noción de que es ganar y perder. El deporte en edades temprana se trata de crear bases, valores y atletas que tengan las herramientas para jugar.

Los niños deben aprender a amar el deporte, jugar por diversión, adueñarse de la experiencia que esto representa y desarrollar la motivación para mejorar constantemente.

El mito de las becas.

Si mi hijo se sobre especializa, está en un equipo ganador, tiene la mejor ropa cuando entre a la universidad tendrá una beca.

El deporte juvenil e infantil es una inversión en muchas cosas como:

  • Desarrollar el carácter
  • Desarrollar capacidad atléticas
  • Salud
  • Ser una persona integra

Pero no en una beca. Se deben juntar muchos factores internos y externos para que esto se logre. Algunos que dependen de cada jugador es el esfuerzo, dedicación, talento y se debe juntar con un poco de suerte. Me atrevería a decir que menos del 5% de los atletas obtienen una beca para la universidad. Ahora, no estoy diciendo que no debes aceptar una beca si te la dan. Sin embargo el objetivo es la excelencia atlética lo que se busca y no recibir una oferta de beca.

Un elemento que puede ser controlado por los padres de alguna forma es la especialización. He visto demasiadas veces como algunos atletas no llegan a cierta altura necesaria para el deporte y ahí termina el sueño. Pero ¿Qué pasaría si practica más de un deporte? ¿Qué tal uno en donde su genética no es factor? ¿Podría seguir con su sueño? Bueno eso no se logrará si sólo sabe jugar un deporte.

Comentarios