Cuando analizas los jugadores que forman un equipo de campeonato puedes encontrar mucho talento, jugadores que se desarrollaron adecuadamente y una mezcla entre veteranos u novatos. Lo que se pasa por alto es el manejo de las lesiones que sufren los mismos. Aunque esto no sale en los recuerdos de como se ganó, lidiar con lesiones es un tema importante.

Es difícil encontrar un equipo campeón que no tenga alguna baja en sus jugadores. Existen equipos que atribuyen a que un jugador se lastime con la suerte; cuando en realida suele ser el reflejo un de programa de entrenamiento a lo largo del año bien estructurado. Claro que hay lesiones que, sin importar tu preparación pueden ocurrir, como las lesiones por contacto.

También te puede interesar: Consejos de recuperación para un rendimiento óptimo.

A continuación las cuasas por las cuales los atletas terminan lesionados:

Sobre entrenamiento.

El sobre entrenamiento no es exclusivo de un sólo deporte. Se presenta con mayor frecuencia en atletas que entrenan MMA o hacen triatlones. A muchos les da por pasar demasiadas horas entrenando pensando que la cantidad los hará ganar. Los deportes que de equipo tampoco se quedan muy lejos. Con toda la sobre especiliazición durante todo el año y el desgaste por los estudios ocasiona que los atletas se sobre entrenen.

La causa principal de un sobre entrenamiento es sólo practicar o desarrollarse en un deporte, así como solo hacer una rutina de fuerza en el gimnasio. Un sintoma común de estar sobre entrenanado es la fatiga. Otros pueden ser la perdidad de apetito y el insomnio.

El entrenar de una sola forma produce lesiones crónicas por sobreuso de ciertas partes del cuerpo. Lo peligroso de estás lesiones es que no se tratan adecuadamente y simplemente se dejan pasar. Cuando somos mayores las resentimos y decimos cosas como “Es que mis rodillas ya no funcionan como antes.”

 

Falta de movilidad.

Si los atletas se centran únicamente en el tamaño de los músculos y la fuerza, pueden llegar a carecer de estabilidad y movilidad. Esto los conducirá a movimientos ineficientes y lesiones. Las lesiones sin contacto en la rodilla, típicas del deporte en equipo, pueden ser consecuencia de una falta de flexibilidad mas que una mala superficie.

Puedes tener mucha fuerza en el gimnasio pero si careces de la capacidad de transferir, de manera eficaz esa fuerza nunca serás un mejor atleta.

Si tus movimientos no tienen calidad eres una bomba de tiempo antes de que te lastimes.

Falta de preparación.

Lesionarte por una falta de preparación se puede presentar de muchas maneras. No sólo es ese atleta que nunca ha corrido más de 10k en una carrera y piensa que es buena idea hacer un maratón. También esta el cambio de nivel a uno más competitivo donde las temporadas son más largas. Inclusivo puede ser que intentes una nueva disciplina sin tener preparación previa.

De hecho, en algunas discplinas a nivel profesional se ha prohibido realizar actividades que se consideran peligrosas para la salud de los jugadores.

Piénsalo así ¿Qué pasa si te presentas a un exámen sin estudiar? Hay posibilidades de que apruebas, pero tienes mayores probabilidades de reprobar. Lo mismo pasa cuando no estás preparado en el deporte.

 

 

No se recupera de forma adecuada.

En los últimos años, equipos profesionales se han adaptado una estrategia de recuperación. Mientras que la MLB no usa a los mismo jugadores los 162 juegos de la temporada, la NBA y NFL descansan a sus titulares una vez que aseguran los ‘play-off’s’, también lo hacen los equipos de cualquier liga de Fútbol.

La recuperación no solo se trata de tomar un descanso ocasionalmente. Este proceso incluye variables como el sueño, la nutrición, el trabajo en tejidos blancos que se hacen cada día, semana, mes y año. Esto es difícil de entender cuando vivimos en una cultura de “más es mejor” y hacer lo que vemos aunque la ciencia no apoye este tipo de metodologías.

Comentarios