Antes de que sigas escuchando algunos consejos de nutrición de tus amigos, debes saber esto. Una de las formas más ineficientes de perder peso es simplemente reduciendo las calorías de tu dieta.

La lógica nos dice que si comemos menos pesaremos menos. Aquí hay dos puntos a recalcar:

  • El primero es que el peso es una medida engañosa. La mayoría de la personas buscan tener músculo magro y este es más denso que la grasa. Lo que significa que puedes estar más esbelto con más peso.
  • El segundo, si comes demasiado y no haces ejercicio. Claramente debes reducir el número de calorías que estas ingiriendo.

Ya que este blog está enfocado en atletas; perder peso de manera correcta es más complicado que reducir calorías.

Vamos más a detalle.

En general, lo que “quema” las calorías o procesar los alimentos es responsabilidad de nuestro metabolismo. Cuanto mayor sea nuestra tasa metabólica, más procesamiento o quema ocurre dentro del cuerpo.

También te puede interesar: La ciencia de la nutrición en el deporte.

Si reduces la cantidad de comida que consumes, tu cuerpo procesará los alimentos significativamente más lento de lo normal. Suena extraño, pero es verdad.

Para mantener el metabolismo funcionando a un “buen” ritmo, realmente debes comer más alimentos de lo normal o simplemente dividir tus comidas en porciones más pequeñas. En otras palabras, intenta reducir el tamaño de tus porciones en lugar de reducir las calorías.

Hay que incluir que, agregar el tipo correcto de comida a tu dieta y eliminar otra, puede transformar drásticamente la capacidad de tu cuerpo para quemar grasa no deseada. Evita el consumo excesivo de alcohol y refrescos. Además, debes reducir la cantidad de alimentos procesados en tu dieta que contienen conservantes y otros compuestos que tienen un impacto negativo en tu sistema digestivo.

Agrega más frutas, verduras y grasas saludables que se pueden encontrar en nueces y pescado. Incorpora más proteínas magras en tus comidas; especialmente para el desayuno y la cena cuando tu cuerpo se prende y apaga. Estos cambios te ayudarán a mantener una tasa metabólica saludable y te proporcionarán el combustible adecuado para todo el día.

Comentarios