Las pesas rusas son excelentes para el entrenamiento de fuerza y rehabilitación. Estas han crecido rápidamente en popularidad en los últimos años. Las pesas rusas ahora se han convertido en un elemento básico en la mayoría de los gimnasios o centro de entrenamiento para atletas.

Desde los corredores de distancia hasta ‘crossfiteros’, ancianos y jóvenes, pueden beneficiarse de su uso hasta cierto punto. Ejercicios como Bottoms-Up Kettlebell Press o Banded-Kettlebell Press ayuda a mejorar la fuerza y ​​la estabilidad de los atletas.

También te puede interesar: Intenta esta variable del Front Squat para evitar dolor.

Claro que puedes realizar un programa de entrenamiento sin ellas pero no obtendrás todo el jugo. Este artículo tiene como objetivo discutir algunos de los beneficios del entrenamiento con pesas rusas y describir por qué merecen ser parte de tu programa de fortalecimiento y acondicionamiento.

Son versátiles.

Su diseño las convierte en una herramienta extremadamente versátil. Se pueden usar para todo, desde la rehabilitación postoperatoria aguda en clínica hasta los niveles más altos de entrenamiento. Su diseño también nos permite ser creativos al manipular o manejar la pesa rusa mientras completamos varios ejercicios.

Usando el Shoulder Press como ejemplo. Podemos comparar una barra con la pesa rusa. Aunque esencialmente solo podemos cambiar el agarre de la barra (lo que raramente se hace), podemos progresar a varias variaciones usando la pesa rusa.

Aquí algunas variaciones que se puedes hacer para trabajar la estabilidad y fuerza:

  • Movimiento normal.
  • Arnold Press.
  • El peso hacia arriba.
  • Isométricos.

Podemos entrenar diferentes niveles de fuerza, estabilidad, control del motor y rango de movimiento. Es una herramienta que te permite incorporar diferentes ejercicios, entrenamientos y movimientos. La aptitud física se trata de encontrar el movimiento adecuado para cada uno.

Son buenas para novatos.

Para aquellos que nunca los han usado, las pesas rusas pueden tener un mal estigma y pueden ser vistas como peligrosas.

Ejercicios como el Kettlebell Goblet Squat, Kettlebell Deadlift y Kettlebell Swing son excelentes movimientos introductorios que preparan a las personas para ejercicios más avanzados que luego pueden incorporar en sus rutinas.

La forma de las pesas rusas hace que sea más fácil para los atletas novatos comprender la colocación de la mano cuando agarran la campana. Lo que también permite una mayor concentración y enfoque en la técnica y la conciencia corporal; ofrecen una gran combinación de simplicidad y eficacia.

Son excelentes para evitar lesiones.

Con un enfoque correcto podemos reducir el riesgo de una lesión.

Incorporar pesas rusas puede desarrollar un cuerpo robusto que sea resistente a las lesiones. Un estudio en la Scandinavian Journal of Work and Environmental Health encontró que el Kettlebell Swing aumentó la fuerza de la espalda baja y mejoró la capacidad del cuerpo para responder de manera efectiva al estímulo externo. Que a menudo es la causa de la mayoría de las lesiones relacionadas con los deportes sin contacto.

Las pesas rusas están diseñadas para ser algo incómodas. Por lo que nuestros cuerpos deben coordinar múltiples grupos musculares para levantarlas, balancearlas, empujarlas y tirar de ellas de manera efectiva. La contracción neuromuscular que se enseña se puede traducir a movimientos como saltar, correr o moverse.

Un segundo estudio, publicado en el Journal of Strength and Conditioning Research, descubrió que este ejercicio ayuda a aliviar mediante el aumento del flujo sanguíneo.

Aquí algunos ejercicios que puedes hacer:

Comentarios