Uno de los peores días en la carrera de cualquier atleta es cuando ocurre una lesión. Cuando esto sucede, podemos sentir que el mundo se acaba. Ver el juego que tanto amas desde la banca llega a ser, inclusive, muy frustrante. Estos sentimientos son terribles y inevitables para algunos y volver de una lesión en el deporte se convierte en una lucha no sólo física sino también mental.

A menos de que sea una lesión que termine tu carrera deportiva, tu equipo y tu, merecen continuar haciendo lo que te gusta y competir.

Lo primero que debe hacer al regresar de una lesión es prepararte mentalmente.

Muchos atletas sufren un ‘shock‘ después de lesionarse. Lo que pasa después es que son mas cuidadosos y reducen la intensidad con la que juegan para no recaer. Una recomendación para minimizar esta situación es enfocarte en los aspectos positivos de tus capacidades y que, si eres consciente que una buena teraía y dedicación haré que vuelvas en mejor estado físico.

Existen muchas historias de atletas profesionales que lo hacen de esta forma.

También te puede interesar: Una forma general y sencilla de rehabilitar el hombro.

Las lesiones son parte de cualquier deporte. Le pueden ocurrir a cualquier atleta en cualquier deporte. Una vez más, la buena noticia es que puedes tomar una serie de precauciones para evitar que esto ocurra durante tu periodo competitivo.

Las dos mejores metodos par evitar lesiones son el estiramiento y el calentamiento.

Evitando lesiones.

Estirar correctamente aumenta tu rango de movilidad. Esto es un factor clave en le realización del ejercicio.

Calentar prepara tu cuerpo para una actividad intensa. No sólo en la parte de los músculos, también con las articulación y activando distintos sistemas en el cuerpo. Entre más entrenas, responderás mejor en el juego. Puede que el estirar y calentar te parezcan aburridos si no entiendes su importancia. En el largo plazo, estos pueden marcar la diferencia para que llegues al siguiente nivel.

Salir de una lesión puede converirse en una excelente oprtunidad para mejorar tu carácter. Si ya tuviste una lesión debes prestar mayor atención a cada comivimeinto que haces en el terreno de juego ya que la posición será muy importante. Como mencioné anteriormente, no puedes permitir que tu ritmo se vea disminuido por una lesión. Esto se logra con los dos factores de calentar y estirar, y con técnicas de aterrizaje, desaceleración, etc.

Comentarios