Todo atleta en algún momento pasará por una mala racha. Algunas duran más que otras. Ejemplos existen muchos en todas las disciplinas y a todos niveles. Pueden haber rachas en las cuales no se ganan juegos, campeonatos, no se puede vencer a un oponente en particular.

También te puede interesar: 3 formas de sobresalir el día de juego.

Este artículo se basó en el blog publicado en American Sport Psychology.

Es fácil quejarse y difícil encontrar respuestas.

El primer paso es sacar todos los reproches y quejas de tu sistema y mentalidad. Después de esto es momento encontrar respuestas. Muchos jugadores batallan para salir de estos ciclos. Ciertamente cada atleta tiene la capacidad de salir adelante de una mala racha.

Busca las cosas positivas en la basura.

A veces y aunque no nos guste, perder nos puede traer algo positivo. Cuando un atleta quiere superar la derrota, debe entrenar mas fuerte e inteligente. Puede ser que los resultados no se den a los pocos días o en un par de semanas. Sin embargo es la consistencia y el esfuerzo continuo lo que traerá resultados postivos.

Enfocate en tus fortaleces y crea soluciones donde existen problemas. ¿Cómo logras esto? Siendo honesto contigo mismo en cuento a tus capacidades, lo que debes hacer y tus áreas de oprtunidad.

Llega al límite todas las veces.

Antes de llegar al punto metofórico. Hay que establecer con números cuales son nuestras capacidades, cuáles son nuestros limites. De esta forma es sencillo evaluar en que situación nos encontramos. Cuando tenemos nuestro punto de partida, podemos establecer objetivos. Entrenar a tu máxima intensidad no es algo malo pero no será duradero si no sabes que camino tomar.

Tener progresos te motivarán a seguir y a no tirar la toalla.

La confianza viene de reconocer tus fortalezas.

En pocas palabras, tienes que saber quien eres como jugador; tu estilo de juego, tus metas, personalidad y puntos fuerte. Cuando nos encontramos en una mala racha por lo general perdemos o dejamos de hacer lo que nos caracteriza. Así que tomate unos minutos para meditar en lo que esta pasando. Escribelo y recuerdo esas jugadas en las que todo te salia bien.

Atrevete a fallar.

Comprometete con tu lucha por salir adelante. Una vez más, esto no será fácil. No por intentarlo unas cuantas veces lo lograrás, no es algo fácil pero al final valdrá la pena. Debes estar consciente de que fallarás y de que esto no es malo. El cometer errores significa que estás aprendiendo. Busca desarrollar tolerancia a la frustración, los erros no te determinan como atleta.

Comentarios