Si eres un atleta activo sabrás que hay una diferencia enorme entre los periodos competitivos y el ‘off-season; sobre todo en el tema de la cantidad de ejercicio que realizas. El efecto más notorio en nuestro cuerpo de esto es el aumento de peso. Y es que hacer menos actividad reduce la cantidad de comida que debemos ingerir. Sin embargo nuestros hábitos pueden jugar en nuestra contra.

Reducir lo que comes es difícil. Si estás acostumbrado a comer 3,000 calorías en el día para mantener tu energía y después debes reducir a menos de 2,000 probablemente te sentirás extraño.

También te puede interesar: ¿Quieres recuperarte más rápido? Come esto.

El índice de masa corporal (IMC) puede ayudarte a determinar cuántas calorías necesita. Puede aprender cómo calcular su IMC usando herramientas en internet.

Aquí algunos consejos para mantener el peso y desarrollar hábitos alimenticios en el buen camino.

Enfócate en la ingesta alimenticia.

Si no vas a hacer ejercicio tanto, no necesitarás tanta proteína. Considera priorizar los vegetales y las frutas. Mantén tus porciones de carne reducidas; pocas veces a la semana y opta por frijoles, nueces, coliflor y otros alimentos que te hagan sentir lleno.

Al reemplazar porciones de carne con porciones de vegetales puedes comer grandes cantidades, llenando tu estomago más fácil y mantendrás las calorías bajas. Esto evita el sentimiento de hambre.

Puedes intentar darle variedad a tus nuevos alimentos. No sólo comas vegetales al vapor, esto te cansará. Prepáralos a la parrilla, horneados, asados, marinados o cualquier otra combinación que te venga a la mente.

Prepara tus comidas.

Si te cuesta trabajo mantener las calorías bajas comiendo comida chatarra, opta por preparar tu comida desde antes. Hacerlo de esta forma evitará que caigas ante las garras de las “maquinitas” o de las papas que venden en la tiendita.

Otra ventaja de preparar con anticipación tu comida es que la puedes hacer como a ti te gusta. Desde el platillo principal hasta el poste y te asegurarás de que comerás alimentos con mayor calidad a comparación de comer en calle.

Si no tienes idea de como comenzar siempre puedes optar por recetas en línea o buscas opciones como This Fitness Industry.

Presta atención a la forma en como comes.

Si eres de esas personas que come cuando está aburrida debes tener cuidado. No sólo te llevará a subir considerablemente de peso sino que también es un pésimo habito. Busca mantener tu mente ocupada en otra cosa, ya sea en el estudio, realizando otras actividades deportivas o sociales.

Una mala combinación con este hábito es estar cerca tanto de personas que comen, en su mayoría, comida chatarra o cerca de lugares donde la puedes conseguir.

Comentarios