Incluso las personas muy delgadas pueden ganar algo de peso cuando se involucran en su dieta. La mayoría de las personas tienen problemas o desean bajar de peso. Si eres como yo, seguro has tenido problemas para subir de peso. Y sin importar que tanto comas, no logras hacerlo. Alguna vez escuche que es igual de complicado subir de peso para una persona delgada que bajar para una persona obesa.

También te puede interesar: La nutrición pre y post ¿Por qué son vitales?

Aunque no puedes cambiar tu genética, puedes aumentar tu ingesta de calorías. Si eres un atleta delgado, ​​aquí hay algunos consejos para ayudarte a ganar peso de manera saludable.

Come consistentemente.

No te saltes comidas. Hacerlo significa que perderás importantes calorías necesarias para alcanzar tu objetivo. Todos los días disfruta de un desayuno, dos colaciones, una cena y una comida. Esto podría significar que estés desayunando a las 7:00, almuerzo a las 11:00, comida a las 3:00, colación a las 7:00 y una cena a las 10:00.

Come porciones más grandes de lo normal.

En lugar de tener un sándwich para el lunch, agrega una mitad o una fruta. Disfruta de un licuado más grande, un plato más grande de avena y un par de frutas.

Selecciona alimentos de calidad y altos en calorías.

Lee las etiquetas de los alimentos para descubrir qué alimentos saludables ofrecen más calorías. Por ejemplo, el jugo natural de cualquier fruta es mejor que uno procesado. Puedes optar por pedir un vaso más. Si ya pediste un jugo, acompáñalo de un plato de granola con fruta en lugar de las zucaritas.

Ingiere alimentos con grasas buenas.

Elige mantequilla de maní, nueces, aguacate y aceite de oliva. Estos alimentos son ricos en grasas (que promueven la salud). Son una adición positiva a tu dieta; ayudan a reducir la inflamación. Agrega almendras a los cereales y ensaladas, come mantequilla de maní en los postres, añade guacamole a tus tacos y aceite de oliva a la ensaladas.

No dejes de hacer ejercicio.

Levantar pesas y hacer un deporte estimula el crecimiento muscular. Además, el ejercicio aumenta tu apetito y, tarde o temprano, querrás comer más. También incrementa la sed, por lo que querrás tomas más líquidos.

No desarrollarás músculos más grandes comiendo más proteínas. Apunta a un alimento rico en proteínas con 20-30 gramos de proteína en cada comida. Para tener la energía suficiente para el desarrollo muscular, necesitas carbohidratos extra. Ahí es donde la comida extra ofrecerá sus beneficios.

Siguiendo estos consejos, deberás ver el progreso, pero respeta tu genética. La mayoría de las personas aumenta de peso con la edad a medida que se vuelven menos activas.

Comentarios