Existen pocos deportes que requieren de especialización a temprana edad. Un ejemplo de estos puede ser la gimnasia artística o el patinaje sobre hielo. En este artículo nos enfocaremos a todos aquellos atletas que requieren de practicar más de un deporte al año cuando están en la preparatoria.

Vamos con 4 consejos sencillos para que puedas desarrollar todas tus habilidades alrededor del año.

No te olvides de entrenar fuera de temporada.

Si practicas más de un deporte al año, llega un punto dónde no realizas actividad física.

Generalmente se piensa que si continuas con el entrenamiento te sobre entrenas. Esto puede ser cierto si continuas practicando el mismo deporte ¿Por qué? El realizar durante tanto tiempo los mismo movimientos hace trabajar al mismo grupo muscular del cuerpo. Pongamoslo en un ejemplo ¿Qué pasa si todos los días haces brazo? Al principio crecerán tus brazos pero eventualmente quemarás el músculo. Pasa lo mismo con los deportes. Debes variar todos tus movimientos.

RELACIONADO: ¿Cómo se ve un super atleta? Jalen Hurts es la respuesta.

Aunque muchos atletas y sus padres no lo sepan, practicar de dos a tres deportes al año ayuda a desarrollar todas las habilidades para ser un “crack”.

Ahora que hemos aclarado este punto, cuando estás fuera de temporada, es el momento indicado para hacer un entrenamiento de fuerza. Este entrenamiento de fuerza enfocado a deportes te ayudará a:

  • Mejorar tu cuerpo
  • Construir masa magra de músculo
  • Mejorar tu velocidad
  • Aumentar tu agilidad

Sin importar el deporte que practiques debes tener estos cuatro puntos ¿En que proporción? Dependerá del deporte.

La frecuencia de los entrenamientos están ligados a la exigencia física que se tiene dentro de la disciplina deportiva. Generalmente se entrena en gimnasio entre 3 y 4 sesiones.

Un estudio en la Universidad de Queensland encontró que la fuerza máxima aumentó visiblemente a comparación de sólo entrenar dos veces por semana.

Si se busca mejorar el músculo se debe trabajar con un 60%-70& de 1 RPM. Si buscamos mejorar la velocidad necesitamos aumentar la intensidad hasta un 80%-90% de 1RPM.

Administra tu tiempo.

Es cierto que, con todas las responsabilidades que se tienen es complicado entrenar más de una vez; una sesión de fuerza y otra dedicada a la parte técnica. Como mencioné en el punto anterior, no necesitas ir al gimnasio 7 días a la semana. Dependerá de la etapa de pero podemos usar dos sesiones a la semana o en casos extremos una.

Cuando estamos en una fase de mantenimiento de fuerza, generalmente el periodo competitivo, podemos ir al gimnasio una sola sesión. Otro estudio realizado en Lillehammer University en Noruega observo a dos grupos de futbolistas de élite durante 12 semanas. El primer grupo entrenó sólo una vez por semana en el gimnasio y el segundo lo hizo dos veces. Los resultados mostraron que el primer grupo mantuvo su fuerza, velocidad y salto mientras que el segundo mantuvo el salto.

Estos resultados se comprueban con investigaciones parecidas que hizo la Universidad de Hawaii en beisbolistas jóvenes.

Usa ejercicios que apliquen para distintos deportes.

El punto medular de entrenamiento para un atleta son los movimientos. Un atleta que tiene mejor técnica en un sentadilla será, por mucho, mejor que uno que puede hacer un Bicep Curl como fisicoculturista. La sentadilla es un ejercicio excelente que desarrolla fuerza, explosividad y movilidad.

Los levantamientos olímpicos por su naturaleza de triple extensión (cadera, rodilla y tobillo) pueden traducirse a cualquier deporte en donde se corra, nade, luche o brinque. Este tipo de ejercicios nos ayuda a convertir la energía elástica que, se almacena en los músculos al flexionarlos, en explosividad.

RELACIONADO: Cómo perderle el miedo a la barra olímpica.

Por último, practicar la técnica de carrera puede marcar la diferencia en los deportes que se practican en el “suelo”. Esto se traduce en ser más rápidos.

Ocupa ejercicios con tu peso corporal.

Esta técnica se ocupa mayormente en atletas menos experimentados. Sin embargo puede traer otros beneficios a los atletas con más experiencia. Nos ayuda a mejorar nuestros rangos de movimiento y se pueden usar al final una sesión de fuerza.

Comentarios