Una pregunta común dentro de algunos atletas y entrenadores. ¿Cómo puedo hacer para transferir la fuerza del gimnasio a al campo? Existen diferentes casos. Veras atletas que entran al gimnasio y su rendimiento mejora considerablemente. Puede haber también atletas que ganan mucha fuerza pero no son buenos en el campo.

También te puede interesar: Optimizar el desarrollo atlético en el largo plazo. Parte II.

Conocer los puntos finos en como administrar el gimnasio es la clave para el éxito tanto en el corto como en el largo plazo. He tenido la fortuna de conocer entrenadores sumamente preparados y terapeutas que han jugado un papel muy importante en los siguientes puntos que creo, son fundamentales para mejorar el rendimiento; claro usando el gimnasio como base.

Desarrolla pies explosivos para un rendimiento explosivo.

La estructura, función y entrenamiento enfocado al juego de pies puede que no este considerado como crítico. Y no es que esta parte no se entrene. De hecho los entrenadores abusan en cierto tiempo de temporada de estos ejercicios. El problema es que no se desarrolla de forma correcta. Uno pensaría que un niño no tiene las mismas capacidades que un adulto. Aunque esto suene lógico no siempre se hace así.

Al desarrollar a un atleta empecemos por el punto A, así hasta el punto Z. No hay necesidad de saltar al punto H o K, empieza con las cosas sencillas y después salta a cosas mas complicadas.

Respete la “dosis mínima efectiva”.

El entrenamiento, sobre todo al inicio, es adictivo. La motivación en un inicio te mantiene yendo todo el tiempo a entrenar, pero si no eres constante no habrá resultados. En lo que se refiere al entrenamiento, si haces demasiado, alcanzarás un pico prematuro o una lesión. También existe el caso contrario, donde los programas no exigen lo suficiente para los atletas.

Un punto importante es realizar un entrenamiento lo suficientemente intenso para estimular de manera óptima consiguiendo tensión, reclutamiento muscular y estimulación hormonal.

Dependerá de el deporte que se practique; eso te dará una pauta para la tolerancia en el atleta. Hay atletas que tienen una mejor tolerancia para el entrenamiento de fuerza y una menor para la velocidad; y viceversa. Los deportes en equipo generalmente están enfocados a potencia, fuerza máxima, velocidad y aceleración. Esto desgasta de manera importante el sistema nervioso central. Es por eso que debe estar bien dosificado para no caer en lesiones y sobre entrenamiento.

 

Los ángulos son el Santo Grial para correr, saltar y hacer fuerza.

Debemos estar de acuerdo en algo, ya sea en el gimnasio o en la cancha/duela/campo debemos entrenar movimientos. Un ejemplo mal aplicado son las sentadillas. Seguramente has visto que un montón de personas ‘coachea’ el como hacerlas. Y lo que he podido observar es hay personas que intentan mantener el ángulo de sus espinillas completamente rectas. Esto no sólo hace más difícil el levantamiento sino que para un atleta no sirve.

Cuando un atleta acelera debe tener cierto ángulo en las espinillas con respecto al piso. Este será el secreto para que realmente apliques la fuerza al piso que te hará moverte más rápido.

¿A qué quiero llegar con esto? Enfócate en los de los ejercicios, no necesariamente todos los atletas tienen el mismo cuerpo. Esto dificulta la adaptación pero al final apunta por los ángulos que mejoran los movimientos.

 

Por último y sin profundizar mucho en el tema. Entrena los movimientos de gimnasio con cierta velocidad (potencia) y concéntrate en la movilidad.

Comentarios